Utiliza estas técnicas para calmar el berrinche de tus hijos

Algo que normalmente ocurre cuando somos padres y estamos con nuestros hijos en la calle.

Anuncio

Es que pueden darles un pequeño ataque de rabieta cuando quieren algo que no podemos darles, o cuando no quieren ir a algún sitio, o simplemente cuando están cansados y tienen hambre o sueño.

El problema que normalmente ocurre cuando nuestros niños entran en esta etapa de berrinche es que empiezan a gritar, a llorar, a lanzar golpes, patadas, cosas, se tiran al suelo, y pueden hacer muchas otras cosas que pueden ser molestas para las personas en público, además que nos hace pasar algo de pena.

Los gritos, y golpes no son realmente una de las mejores soluciones para controlar las actitudes de nuestros hijos, por esta razón es necesario que tengamos las herramientas necesarias para poder corregir este comportamiento que pueden tener cuando algo no les agrada y empiezan a molestarse.

9 consejos para controlar el berrinche de tus hijos

Una de las peores cosas que pueden pasar es cuando tus hijos empiezan con un berrinche a mitad de una salida, o en una tienda o incluso en tu propio hogar.

Anuncio

Cada uno de estos consejos van a permitir que tengas opciones para calmar el berrinche de tus hijos y puedas hacer que se queden totalmente quietos.

Cuéntale un chiste: el humor siempre puede funcionar para aliviar la rabieta de tus hijos, cuéntale algo que le cause risa para que se le vaya olvidando su rabieta.

Cántale una canción: la música puede ayudar a relajar la rabieta de tu hijo, ponle su canción favorita, la que más se sepa para que pueda relajarse un poco.

Anuncio

Se firme: gritar nunca va a ser el mejor camino para reprender a tus hijos, debes hablarle con voz firme pero sin gritar, de esta manera ellos te verán como una autoridad.

Abrázalo: aunque esto no es totalmente seguro, puedes abrazar a tu hijo si lo desea justo cuando esté culminando su rabieta.

Habla con el: deja que te explique lo que realmente le molesta, y luego explícale por qué no puede hacer lo que realmente no puede hacer, de esta manera van a mejorar tu relación con tu hijo.

Míralo con amor: no lances miradas de desprecio, sino que debes mirarlo con amor pero ser firme en la decisión que deseas imponerle.

Enséñalo a calmarse: trata de que tu hijo aprenda a respirar y a contar hasta diez , de esta manera puedes hacer que tenga la oportunidad de poder calmarse por si mismo.

Llévalo a dar un paseo: alejarse del sitio donde la rabieta inicio puede ayudarlo a distraerse con algo más que se encuentre a su alrededor y con esto pueda calmarse.

Previene la rabietas: si sabes que no le va a gustar algo que le vas a mandar explícale con tiempo porque debe hacer o porque van a ir al sitio.

De esta maneras puedes hacer que tu hijo tengas rabietas cada vez menos, con el tiempo va a ir aprendiendo hasta que casi queden eliminadas cada vez que salgan.

Comparte esta información…

Mejora tu visión con este método natural

Mira cómo puedes eliminar el hongo de tus pies con este método