Una mujer pierde a su esposo y a su bebé en un accidente. Esto es lo que escribe al asesino por las redes sociales.

La vida es algo que puede terminar de la manera más inesperada y dolorosa posible. Es algo que no puede evitarse por más que lo deseemos.

La situación se torna aún peor cuando es por causa de otra persona que la vida de quien amamos se acaba.

Tal es el caso de Kristian Guerrero y su esposo Fabian. Ellos eran una pareja muy joven de 24 años, que acababan de casarse y esperaban con ansías la llegada de su primer hijo. El médico les había informado que nacería para Año Nuevo pero ellos no se esperaban lo que ocurriría ese día, 2 de agosto.

Ese fue el último día de Fabian. Un accidente a manos de un conductor ebrio de 21 años, le arrebató sus años de vida y le causó la muerte también al bebé que esperaban.

Kristian logró sobrevivir y de esta manera dar a conocer sus trágicas historias.

La tragedia que vino por un hombre ebrio al volante

Cuando la trasladaron al hospital, los latidos del bebé aún podían apreciarse, sólo que de manera muy débil. Los médicos, con mucho dolor, le dijeron a Kristian que lo único que podían hacer era provocarle el parto prematuro para que ella pudiera seguir viviendo.

Su hijo, luego de 24 horas, vino al mundo pero no pudo sobrevivir. Lo único que pudo hacer ella fue sostenerlo en sus brazos y apreciar su pequeño rostro, ese que se parecía tanto al de su padre que ahora velará por él en el cielo.

Kristian decidió publicar una foto del accidente y de ella en el hospital, junto con un mensaje importante.

También Puedes Leer  Descubre cuáles son los ingredientes naturales que son ideales para que dejes de ir a la farmacia

“Pude tomar a mi hijo en brazos, aunque solo fue por un momento. Se parecía mucho a mi esposo y es algo que recordaré por siempre. Mi esposo y mi hijo murieron sólo porque alguien tomó la decisión de manejar ebrio.

Nada se gana con esto. Lo mejor que se puede hacer en esos casos es quitarle las llaves a un amigo, si sabemos que ya no puede seguir conduciendo; pedir a alguien que nos lleve a casa y admitir que no podemos conducir no nos hace débiles.

Admitir que no podemos hacer algo, es cuestión de madurez y es algo que puede cambiar toda la situación. Espero que este mensaje pueda llegarles y decidan mejorar sus hábitos al beber, para no poner en juego la vida de los demás ni la de ustedes mismos”.

El conductor ebrio sobrevivió al accidente y ahora tiene que cargar con la pena de haber asesinado a dos personas. Presenta cargos por conducir con signos de intoxicación y de doble homicidio.

Kristian ahora vive sólo para concientizar a las personas acerca de lo mal que está el conducir luego de haber ingerido alcohol.

Esto fue lo que le pasó a esta mujer luego de reclamarles a unas niñas por patear sus asientos en el cine.

La mujer que no saco a sus 5 hijos de su auto en llamas y logro salvarles la vida.