Tapa la mantequilla con un vaso… ¡y vas a descubrir un truco que vas a usar por el resto de tu vida!

El desayuno es la comida más importante del día por lo que el secreto es ser creativo.

Para que tus comidas sean lo más sabrosas y no impliquen una elaboración que amerite muchas horas en la cocina, la mantequilla puede ser el ingrediente.

Existen una gran variedad de desayunos en todas partes del mundo, el venezolano puede estar comprendido de la tan popular arepa o de una suculenta empanada, el inglés puede estar compuesto de huevo frito, salchicha, champiñones, granos, papas fritas, tostadas y tomates a la plancha.

En otros lugares del mundo como en Estados Unidos y Francia el desayuno puede estar compuesto por tostadas con mermelada o panquecas con sirope.

Todos estos desayunos tienen un ingrediente común, la mantequilla, la cual es un producto graso que tiene su origen en la leche o nata de vaca higienizadas, su composición dependerá de la relación entre grasa líquida libre y grasa sólida.

¿Cómo usarla adecuadamente?

Aunque no lo creas este producto graso es un alimento beneficioso en la estimulación de las vitaminas liposolubles A, D, E y K, también contiene vitamina D, la cual es fundamental para la salud de nuestros huesos, ya que aumenta la absorción de calcio.

Adicionalmente la mantequilla contiene selenio, el oligoelemento que según diversos estudios ha dado esperanza en la reducción del crecimiento del cáncer, aunque estas afirmaciones aún no son del todo confiables, pero podemos decir que la mantequilla al ser un producto que se obtiene de las vacas, es una buena fuente de yodo.

La abundancia de yodo que se puede encontraren la mantequilla, puede ser beneficiosa para nuestro metabolismo, regulando nuestro nivel de energía y el correcto funcionamiento de las células.

También Puedes Leer  El cáncer de estómago es un asesino silencioso - Conoce sus síntomas aquí

Por esta y muchas razones más, la mantequilla se ha posicionado como uno de los productos predilectos de muchas personas al momento de desayunar, pero uno de los grandes problemas de la mantequilla es el cambio de su consistencia si esta se refrigera, su textura se endurece y pierde la cremosidad que la hace un producto fácil para untar.

Con este sencillo truco aprenderás a recuperar la suavidad de la mantequilla en dos minutos.

En primer lugar debes colocar una taza de agua caliente en un vaso y déjalo reposar unos minutos allí, luego descarta el agua y coloca la mantequilla a utilizar en un plato coloca el vaso boca abajo cubriendo toda la mantequilla y verás cómo en pocos segundos estará suave y podrás utilizarla inmediatamente para el consumo o para preparar alguna receta.

Te presentamos 5 Impresionantes bebidas nocturnas que te harán Bajar de Peso y desintoxicar el organismo.

Elimina el Riesgo De Cancer, Diabetes Y tu Hipertension Arterial solo Tomando Agua De la siguiente Manera