Sólo con frutas puedes reconstruir las articulaciones dañadas

El fortalecimiento de los huesos, y músculos es vital para no estropear las articulaciones y a lo largo de la vida no sufrir incapacidades que se han podido prevenir a tiempo.

Para tener una vida saludable es recomendable consumir alimentos ricos en vitaminas, proteínas y minerales que ayudan al organismo a reponer aquellos elementos que naturalmente no ha producido durante el día.

Además se recomienda practicar rutinas de entrenamientos cardiovasculares para mejorar la circulación.

Por otra parte, las dietas no son las mismas para todo el mundo, cada cuerpo y cada organismo es diferente por lo que se recomienda acudir al médico para obtener mejores sugerencias en cuanto al cuidado de nuestra salud.

Existen dietas depurativas y reconstructivas que son ideales para un organismo a medio andar, Las dietas depurativas eliminan las toxinas que están retenidas en cualquier parte del cuerpo.

Asimismo las reconstructivas reponen las sustancias que los huesos necesitan para el buen desarrollo.

Melocotón, uvas, arroz integral, avena, piña y espinacas son algunos de los alimentos que añadirás a tu dieta diaria

Las dietas deben ser llevadas de manera de saludable y no como regímenes para que no sean desfavorables para nuestro organismo.

Un desayuno bien administrado, con carbohidratos, proteínas, minerales, líquidos, y frutas es lo ideal.

Y para almorzar  variar las calorías y proteína que se consumen e incluir frutas para depurar el organismo.

En primer lugar se encuentra el desayuno con frutas:

1.- Desayuno: 15 uvas, dos rodajas de piña, té verde, un tazón de fresas con kiwi, jugo de melocotón, leche de almendras y un tazón de avena con una manzana verde.

También Puedes Leer  Echa LAURELy AJO en una BOTELLA, luego OCÚLTALA en un rincón de la casa y mira lo que sucede!

2.- Almuerzo: Berenjenas al horno, brócoli al vapor, sándwich de pan integral con aguacate, mostaza y tomates, zanahorias con arroz integral.

Ensaladas de col con pepino, piña, espinacas y semillas de calabaza, ensalada de piña, aguacate, lechuga, brócoli crudo en trocitos y almendras. Jugo de betabel o remolacha con manzana y una tortilla con ajos.

Por su parte, la dieta reconstructiva se basa en: Bacalao al horno, sopa de zanahorias, lentejas,  salmón al horno con limón y salsa de pimienta, pechugas de pollo y garbanzos.

Murió su hijo y ella donó la leche materna

Adelgaza hasta 5 kilos en 5 días con esta mezcla natural