Ellos se salvaron de un secuestro gracias a seguir lo que su madre les enseñó

Quizás la peor pesadilla que puede experimentar un padre es que sus hijos sufran un secuestro.

Aunque las posibilidades puedan parecer muy pocas, en realidad sí hay mucho peligro en este aspecto, y más cuando los niños se encuentran solos en la calle.

En el mundo, aunque suene duro decirlo, hay muchos casos de pedofilia, por lo que muchas personas se centran en el secuestro de niños para cumplir sus fines malévolos y poco éticos.

Es por este motivo que siempre podemos escuchar a los padres enseñarles a los más pequeños que no deben hablar con desconocidos en la calle.

Ya que este es el método más utilizado mientras que los niños están al aire libre.

Mira lo que hicieron estos niños para salvarse de un secuestro

En este caso tenemos la increíble historia de lo que le pasó a una mujer con sus hijos, ella tenía cuatro hijos y normalmente se hacía cargo de ellos a diario.

Pero, un día ella despertó con un dolor muy fuerte en los ovarios, por lo que tuvo que irse al hospital con sus niños.

Sin embargo, ya en el hospital le pidió el favor a una vecina para que buscara a los dos chicos mayores para llevarlos a la escuela, lo cual aceptó.

Pero, Jodie, su madre, pensaba que la mujer estaba a cinco minutos del hospital, cuando en realidad estaba a 40 minutos, por lo que los chicos tuvieron que esperar mucho tiempo a solas.

En este tiempo pasó algo que los dejó a todos impactados, la misma madre compartió la historia con las siguientes palabras:

También Puedes Leer  Elimina el exceso de ácido úrico de tu cuerpo con esta receta

«En estos 40 minutos mis dos hijos tuvieron una experiencia con unos desconocidos pervertidos y desagradables. Yo siempre les había advertido sobre personas así.  Mientras estaban sentados esperando se acercaron una mujer adulta y dos hombres y les preguntaron si podrían ayudarles a ir al baño donde su novio se estaba escondiendo del médico, y ver si podían convencerlo de salir y recibir su tratamiento.

CJ había contestado: ”No, gracias”, pero insistieron.

”¡Por favor! En serio podrían salvar su vida si sólo entran al baño y hablan con él, seguramente saldrá.”

CJ contó que en todas las preguntas, había contestado “No, gracias” hasta que al final se rindieron.  Poco después llegó la vecina y mis hijos entraron a su coche, pero antes de irse pudieron ver a un tercer hombre salir del baño, que se marchó con los otros adultos con los que habían hablado. 

La furia y el shock que sentí, pronto se convirtió en gratitud inmensa, cuando oí a CJ repetir la regla de seguridad que tenemos en nuestra familia, la misma regla le ayudó a comprender que aquellos desconocidos no eran de fiar, además me dijo un truco para identificar a “una persona rara”.

CJ: ‘Mamá, sabía que eran raros porque nos pidió ayuda, los adultos no piden ayuda de los niños’.”

Si no hubiese sido por la acción de estos niños siguiendo lo que su madre les enseñó, quién sabe a dónde hubiesen parado.

Es por ello que debemos tener en cuenta estos simples detalles siempre y recalcar a los más pequeños que los extraños no son nuestros amigos. Comparte esto con tus amigos.

También Puedes Leer  Moda para mujeres gorditas de 40 años o más, pensada por el gran experto. no luzcas como vieja

Debes estar alerta por este nuevo virus, conoce sus síntomas aquí

Elimina las ratas y cucarachas de tu hogar con este remedio casero