Razones de por qué deberías esparcir sal por toda tu casa

La sal generalmente la usamos para darle sabor a la comida y algunas veces como agente limpiador. Creemos que es un producto que no tiene muchos usos, pero nos equivocamos.

Esta es más útil de lo que pensamos. Este producto ya sea refinado en grano puede servir como limpiador, como tratamiento cosmético, para cocinar, para lavar y muchas otras cosas.

Hoy te enseñaremos lo útil que puede ser el cloruro de sodio y porque debes esparcirlas en todos lados e tu casa, para que esta esté limpia y reluciente como siempre quisiste. Además no será muy costoso hacerlo.

Aprende todos los usos que puedes darle a la sal y empieza a sacarle provecho a este producto que siempre tienes en casa. No te costara nada hacer estos trucos.

Esparce sal en tu casa. Conoce sus beneficios

sal

 

Repelentes de hormiga: espárcela en las ventajas, gabinetes, cocina y puertas para ahuyentar a las hormigas de tu casa.

Limpiador: en un galón con agua fría agrega una cucharada de sal y viértelo en las ventanas de la casa y del auto para que estas queden limpias y relucientes.

Pulidor de plata, cobre y latón: para mantener tus piezas de plata, cobre y latón en perfecto estado debes hacer una mezcla de vinagre de manzana y sal para limpiarlos, quitarles las manchas y suciedad. De esta manera estarán brillantes y como nuevos.

Destapa drenajes: para destapar la cañería de la cocina o el lavabo del baño, solo debes mezcla agua caliente con este condimento y verterlo para que afloje la grasa y desperdicios.

Para que no se encoja la ropa: para evitar ese problema debes agregar un poco de sal al lavar la ropa y dejarla secar todo un día bajo el sol.

Cortinas y alfombras como nuevas: para mantener intactas las cortinas y alfombras debes agua con sal y empapar un paño con esta mezcla para quitarle las manchas y la suciedad.

Enjuague bucal: mezcla agua con sal y enjuaga tu boca con esta solución. Esto te ayudara a limpiar tu boca y a curar las llagas y aliviar el dolor de muela.

Blanqueador dental. Mezcla sal con bicarbonato en cantidades iguales y frota tus dientes con esto para que se vean más blancos.

Baño de la juventud: mezcla aceite esencial de lavanda con sal y báñate con eso para que tengas un momento de relajación y además es rejuvenecedor.

Si te gusto el articulo compártelo y revela estos trucos.

Receta que permite reducir el nivel de los triglicéridos

Qué sucede en nuestro cuerpo cuando dejamos de comer harinas