Pequeño de 4 años está falleciendo de cáncer; de pronto despierta y susurra estas 3 palabras

Los seres humanos tenemos muchas cosas, ya que sin duda somos los seres vivos más complejos hasta la actualidad.

Procesamos las emociones de forma racional por lo que eso nos lleva a realizar actos muy difíciles, sobre todo cuando las situaciones están complicadas.

Si se trata de lazos familiares es cuando más vemos esta clase de apoyo, cuando tenemos una enfermedad o algún problema en general.

Es justo el momento donde la familia demuestra mucho más de qué está hecha y todo el amor que se cultivó por los años.

Este sentimiento de familia es muy fuerte sin duda pero nada se compara al amor de madre e hijo, es un vínculo que nada lo puede romper, ni siquiera algo tan trágico y severo como la muerte.

Hoy te vamos a traer una historia que te llenará de emociones, se trata de un pequeño niño que combatió el cáncer solo para ver a su madre feliz, veamos.

La historia de Nolan, el pequeño combatiente

Esta historia se centra en Nolan, un pequeño que fue detectado de cáncer a sus 3 años, este cáncer es bastante extraño y se le conoce como Rabdomiosarcoma.

Fue una lucha de 18 meses muy fuerte llena de terapias, pero la batalla ni pudo ser ganada y los doctores le dijeron a los padres que no podían seguir.

Sin embargo, a pesar de sentir mucho dolor al respirar, Nolan le comentaba a su madre que no se sintiera triste, que todo lo hacía por ella porque la quería mucho y porque deseaba erla feliz.

Su mamá estaba con él todos los días, hasta que llegó un día donde ella iba a bañarse y el pequeño Nolan pasó ese pequeño minuto sin ella, viéndola a la distancia.

También Puedes Leer  Jugo para la memoria, cerebro, neuronas y contra la demencia

Cuando la madre salió de la ducha, fue ahí cuando vio que Nolan estaba rodeado de médicos y personal del hospital, diciéndole que ya no tenía pulso y que había quedado en coma.

Pero ocurrió un milagro, cuando ella se acercó, el pequeño Nolan agarró sus últimas fuerzas y le dijo “Te amo mami” de forma susurrada, cerrando sus ojos y despidiéndose así de todos.

La madre cuenta esta historia porque su hijo siempre luchó sin preocuparse por él mismo, sino por aquellos que lo rodeaban, además.

La compartió para darnos así a entender a todos que debemos compartir tiempo con los seres que amamos, ya que nunca sabemos cuál será la última vez.

Si te gustó esta historia recuerda compartirla.

Siempre que iba a casa de mi vecina su casa tenía un olor riquísimo, le pregunte su secreto y me enseñó a prepararlo

Este simple componente hará crecer tu cabello, pestañas y cejas como nunca habías visto en tu vida!