Olvídate de los molestos dolores en el cuello y en la espalda siguiendo estos simples pasos

Un ritmo de vida muy agitado y estresante puede producirnos un dolor en la espalda o el cuello permanentemernte.

Estos molestos dolores afectan por completo nuestro día a día, hasta llegar al punto que alteren también nuestras horas de sueño.

Existen tratamientos, ungüentos y hasta medicamentos que dicen aliviar estas dolencias, pero a veces por más remedios que usemos el dolor sigue allí.

Un masaje puede causarnos placer y alivio, pero a veces esto sólo dura un momento, ya que al rato volvemos a nuestro dolor de costumbre.

Aquí te dejaremos algunos consejos para que el dolor de espalda y cuello disminuya.

Sigue estos consejos y acaba con el dolor de tu cuello y espalda

En primer lugar debemos determinar o por lo menos intentar deducir la raíz de este dolor.

A veces puede ser por la posición que toma nuestro cuerpo por mucho tiempo, por llevar peso, por falta de actividad física, entre otros.

De igual manera, los consejos más comunes para estos problemas son las siguientes:

Si por nuestro trabajo o escuela debemos permanecer mucho tiempo en una misma posición, debemos regalarnos al menos una hora de estiramiento para relajar los músculos y articulaciones.

Pon atención al estado de tu colchón, si tienes más de cinco años con el mismo colchón puede que sea esto la razón de tu dolor de espalda. Opta por una mejor opción cuando adquieras uno nuevo, es decir, uno ortopédico o semiortopédico.

El estado de tu almohada también afecta tu cuello, busca una que se adapte mejor a tu dormir.

Dormir boca abajo puede ser dañino para nuestra columna, por más cómodo que sea, acostúmbrate a tomar una posición más beneficiosa para tu cuello y espalda.

También Puedes Leer  Entiende qué significa cada color de la flema

Opta por hacer al menos treinta minutos de actividad física al día, al menos una caminata será de gran ayuda para relajar los músculos, además de fortalecerlos claro está.

Si tu problema con la espalda es grave, procura no levantar cosas de gran peso, o al menos evítalo lo más que puedas.

Comienza a poner en práctica estos consejos y compártelos.

Olvídate de los dolores producidos por el alto nivel de ácido úrico en la sangre

Ya conoces los peligros del azúcar. Ahora aprende a eliminarla de tu cuerpo.