Niños especiales, así de simple!!

No sé si por el apuro con el que se vive hoy día, si por el estrés con el que vivimos constantemente.

Pero la sociedad está perdiendo sus valores, su sensibilidad, su buen corazón y hasta la razón.

Cada día se sabe de miles de personas que son diagnosticadas con alguna discapacidad física o mental, o simplemente nacen así y su condición los hace especiales y si es de nacimiento son considerados siempre como niños especiales.

Ellos tienen tanto o más derecho que cualquiera de nosotros a ser tratados bien, de crecer o desarrollarse en un entorno amoroso, de paz y de tranquilidad.

Tienen los mismos derechos de alimentación y de una vida sana y placentera como todos los demás e incluso de ganarse su sustento, porque no? Si ellos se sienten en la disposición de hacerlo los demás debemos procurar que sea en una ambiente acorde con su funcionalidad.

La historia de Kevin…

Kevin fue diagnosticada con Síndrome de Down a muy temprana edad, pese a su condición, el procura ganarse su sustento diario y ayudar a sus padre con los gastos del hogar.

Desde muchos años atrás este joven trabaja en una tienda por departamento un buen día Kevin está atendiendo a una clienta regular.

Empaquetando sus compras como habitualmente hace y escuchan a una señora que se encuentra detrás de la clienta, decir una cantidad de sandeces en contra del muchacho y muy innecesarios si a ver vamos.

El muchacho ya se sentía incómodo por esta situación y trata de disimularlo hablando mas con la clienta habitual y siendo tan amable con de costumbre, la señora no lo soporta y arremete con insultos contra ambos.

También Puedes Leer  ¿Sabías lo que el tamaño de tus Pies Dicen Sobre Tu Personalidad? Esto Es Lo Que Cuentan Tus Pies De ti

La muchacha la enfrenta y le dice “Señora sus comentarios no son necesarios, por favor guárdeselos”.

Lo que enfurece mucho más a esta señora y estalla diciendo “No sé porque permiten a personas anormales trabajar junto a las normales como nosotros, el debería estar en un manicomio o algo por el estilo”.

Cuando toca el turno de la señora esta le dice a Kevin “conmigo te das prisa en empacar, mongolo” el cajero le dice que lamentablemente no será atendida por “ningún empleado del local y que abandone el establecimiento”.

Ella no lo acepta y arma un escándalo, a lo que se acerca el personal de seguridad y apoya la decisión del cajero porque Kevin jamás insulto a la señora ni mucho menos hizo nada por contestarle.

Si algo así llegases a ver no te quedes callado, estos niños y estas personas especiales merecen el respeto de todos, deben ser tratados con amor, ni ellos ni nadie merecen ser ofendidos.

Un spa para tu piel en casa: Prepara este tratamiento maravilloso y rejuvenece tu rostro

No todo lo que está a la moda debe ser usado…