¿Nariz obstruida, rinitis o sinusitis? ¡su problema está en el intestino – sepa cómo resolver!

La congestión nasal es algo que puede ser consecuencia de muchos problemas de salud, como un resfriado, una gripe, o por problemas aún más graves como las alergias, la sinusitis, rinitis, en fin, estar así es horrible.

Muchas personas cando tiene problemas con su nariz obstruida pues creen que se deben a los cambios de clima o por un virus, y es que cada vez que nos enfermamos el cuerpo sobreactúa para protegernos y por eso se secreta tanta mucosidad en nuestras fosas nasales lo que causa la congestión.

Esta congestión también puede deberse a la sinusitis o a la rinitis y es que ambas se caracterizan por afectar las fosas nasales debido a la formación excesiva de los fluidos nasales y pues este tipo de problemas es bastante molesto.

Muchas veces no se puede eliminar del todo esta mucosidad y cuando nos enfermamos pues es mucho peor y es justo por eso que la mejor solución es curarlo de una vez por todas y eso se puede hacer con el remedio casero y natural que te traemos el día de hoy.

Alivia tu nariz con esto que te presentamos

Cuando la nariz está obstruida esto afecta nuestra respiración y nos sentimos ahogados, sin dejar de lado que la acumulación excesiva de estos fluidos puede causarnos dolores de cabezas fuertes como si nos estuviesen presionando la cabeza.

Para este problema hay varios fármacos y gotas, sin embargo los resultados no son duraderos y a veces empeoran la situación pero con este remedio seguro que no te pasará lo mismo, pues es muy efectivo y además es económico.

Para prepararlo, se necesita:

  • 1 cucharada de sal
  • ½ cucharada de bicarbonato de sodio
  • 1 vaso con agua
También Puedes Leer  6 señales de que tu hígado está lleno de toxinas y haciéndote ganar peso. Detenerlo así.

Preparación y empleo

Primero vas a tibiar un poco el agua y agregaremos los ingredientes y mezclaremos muy bien. Lo que haremos será lavarnos las fosas nasales y pues eso se hace así.

  1. Toma un gotero o una jeringa sin aguja y cárgalo con esta mezcla.
  2. Agrega un poco de esta mezcla en cada fosa nasal 2 veces al día y deja actuar

Desde la primera aplicación verás cómo poco a poco mejorará este problema. Si tienes dolor de garganta pues puedes hacer gárgaras con la mezcla de agua y sal. NUNCA LO INGIERAS.

Si te ha gustado esta información te agradecemos que la compartas con tus amigos y familiares

Gracias por leernos.

Síntomas de los pólipos en el colon que debes conocer

Tienes un milagro frente a tus ojos y no lo sabes: esta hierba sana la parálisis y activa la circulación.