Muda la piel de tu rostro de cincuenta años por una de veinte años, libre de arrugas, el secreto está en la despensa de tu cocina a la palma de tu mano.

La vejez trae consigo una gran cantidad de factores que pues afectan nuestra apariencia y la verdad es que estos problemas nos gustaría evitarlos a toda costa pues no nos hacen lucir tan bien como quisiéramos.

Son muchos los tratamientos que existen para tratar los problemas de la vejez que pues bien lo sabes son las arrugas y las manchas o incluso cualquier otra imperfección que se provoca ya que nuestras células envejecen.

Es sabido que hay cremas y demás tratamientos que supuestamente mejoran este aspecto de nuestra piel, más hay algunas de ellas que son solo una pérdida de dinero y no nos aportan nada a nuestra piel más que químicos.

La verdad es que hoy si te daremos una de las recetas más económicas y más efectivas para que la piel de tu rostro se vea mucho más joven y la verdad es que lo lograrás sin demasiados esfuerzos y los resultados te sorprenderán.

Desaparece las arrugas de la piel con esta receta

piel

Tener arrugas en la piel, más que todo en la el rostro y cuello pues nos hace ver sumamente opacas y pues la piel se ve sin vida y esto es algo no muy bonito, nos hace sentir con baja autoestima muchas veces.

Pero no hay de qué preocuparse pues así como hay cremas e inyecciones de botox también hay algunas recetas caseras casi perfectas para esto de la desaparición de las arrugas y hoy te enseñaremos a hacer una.

Para eliminar las arrugas solo debes emplear es el huevo en diversas formas.

  • Clara de huevo: Este elemento ayuda a aportar colágeno a la piel y la regenera. Solo debes aplicarla en la piel con un hisopo o un algodón y dejar secar y luego enjuaga con abundante agua limpia.
  • Clara de huevo y harina: Debes mezclar esto y obtener una sustancia homogénea que luego debes aplicar en tu rostro limpio. Deja actuar por 20 minutos y enjuaga con agua. Hazla varias veces a la semana y verás los resultados. Esta sirve para las patas de gallo.
  • Yema de huevo y miel: Si la quieres emplear para las bolsas de los ojos congela dos yemas de huevo, con una cucharada de miel de flores y una de aceite de almendras u oliva y aplica media hora antes de dormir, deja actuar y enjuaga.
  • Yema de huevo, aceite de oliva y limón: Mezcla una yema de huevo con una cucharada de este aceite y el jugo de medio limón y aplica en el rostro y deja actuar 20 minutos, enjuaga con agua. Hazlo cada noche.
También Puedes Leer  IMPORTANTE: El cáncer muere cuando usted come estos 7 tipos de alimentos, hora de empezar a comerlos

Esperamos que sean de tu ayuda.

No olvides compartirlas.

Remedio para teñir el pelo del color que quieras sin gastar un peso ni poner en riesgo tu salud

¿Qué pasaría a tu cuerpo y salud si consumes canela todos los días?