Lo que hizo esta mujer mientras amamantaba a su hijo generó controversia

A pesar de que se trata de un proceso natural y vital para los bebés, hay muchas personas que perciben al amamantar como algo que no debe ser hecho en público.

A un gran número de madres les trae sin cuidado este asunto, pero no así a todas ellas.

El tabú que se forma ante el pecho descubierto de una mujer ocurre porque se le otorga una connotación sensual al asunto que, en realidad, no tendría por qué existir.

Si lo piensas objetivamente, un pecho femenino sólo es un tejido compuesto por lípidos, cuya única función es, en efecto, dar de comer al bebé. Pero a lo largo de la historia se han visto los pechos como algo provocador.

Entre las mujeres que no entienden por qué existe este tabú hay algunas que simplemente lo ignoran e ignoran las reacciones adversas de los demás cuando ellas se sientan a dar de comer a sus hijos.

Pero hay otras que directamente se enfrentan a la noción de que amamantar a su bebé en público sea inapropiado. Entre ellas está Tasha Maile, una estadounidense que tiene una cuenta de Youtube.

La confesión de Maile sorprendió e indignó a muchos

Tasha Maile tiene varios videos en su canal de Youtube en los que habla sobre la lactancia y el cuidado de los hijos.

Entre lo que ha dicho está que no entiende el tabú de entablar relaciones con tu pareja, ni el de amamantar a sus hijos. Como dice con toda razón, si un hombre y una mujer no tienen relaciones, la humanidad ya se hubiera extinguido hace mucho.

También Puedes Leer  Increíble técnica para limpiar los azulejos del baño mil veces más potente que el cloro.

Pero la verdadera raíz de la controversia no surgió a partir de estas palabras, sino a partir de la confesión de Maile respecto a cómo tuvo relaciones con su exmarido mientras amamantaba a su bebé.

Sí, eso es tal como suena. Maile describe que el exmarido la penetraba desde atrás mientras que el bebé dormía tras haber comido.

Las personas reaccionaron de forma adversa y Maile siguió defendiendo su posición, pero muchos están convencidos de que sus acciones no sólo pueden hacerle daño a la psicología de su hijo, sino que sólo son un intento de llamar la atención por parte de la madre.

Si bien las prácticas de cada pareja son cosa de ellas, será buena idea pensarlo dos veces antes de hacer algo tan controversial como esto y, además, publicarlo en Internet.

No todo el mundo reaccionará con tranquilidad ante una confesión tan increíble. Esperamos que Maile considere que a veces no hay que revelarlo todo en Internet, y que piense bien en las posibles consecuencias de sus acciones sobre la vida de su bebe.

Reestrena tu ropa: recupera las prendas que dabas por perdidas

Olvídate de los hedores de casa con estas maravillosas soluciones