La triste carta a toda la sociedad de una abuela que se siente muy sola

La vejes es algo que a todos nos llega, y la vida no nos enseña a que al llegar al punto de nuestra existencia como lo es la vejes esperamos tener compañía y el cumulo de tesoros que trabajamos y logramos a lo largo de nuestra vida.

Sin embargo, como reaccionamos nosotros ante las personas que llegan a la vejes, será que las entendemos, muchos no tienen gran cantidad de tesoros o cosas materiales.

Resulta que las personas se enfocan más en el presente y no creen que el pasar del tiempo no perdona.

Hoy compartiremos una carta de una abuelita que nos ayuda a reflexionar de cómo debe ser nuestra vejez y que debemos valorar más allá de los material.

Descubre lo que tenemos y lo que no tenemos en esta carta

carta

A continuación te mostraremos la carta a detalles:

“A mis 82 años tengo 4 hijos, 11 nietos, 2 bisnietos y una gran habitación. No cuento con casa ni las cosas que un día tuve, pero tengo alguien que arregla mi habitación, me prepara la comida y me atiende”

Sin embargo no tengo la dicha de compartir con mis nietos, no puedo verlos crecer, solo pueden verme cada 15 días algunos meses y otros nunca me han venido a ver desde que estoy en este lugar.

Ya no los consiento como lo solía hacer, los fines de semana preparando postres y jugando. No tengo claro cuánto me quedara de vida, sin embargo creo que debo acostumbrarme a esta soledad, me sacan a terapia lo que para mí sería un paseo, donde puedo ver personas que están en una condición peor que la mía.

También Puedes Leer  Tus oídos pueden decir mucho acerca de tu salud y estas son las 8 cosas que debes tener en cuenta

Tengo pocos amigos ya que con los que comparto al poco tiempo desaparecen y vienen otros nuevos, me dicen que la familia crece cada día, pero ¿para qué? Si solo termino viendo las fotos ya que nunca viene a verme.

Mi consejo a las personas que leen estar carta es a que valoren más a su familia ya que es el único tesoro que debemos valorar, no importa cuánto lograste material si terminas la vida sola y sin familia.

Esta carta fue escrita por Pilar Fernández Sánchez en Granada.

Es necesario entender que las personas vuelven a ser como niños al final de su vida, por lo que valorar la compañía además de alguien que los guie es algo que debemos hacer con nuestros abuelos.

Si te gusto este articulo compártelo.

Si tienes una de estas plantas en tu casa entonces cuídala porque tienes un tesoro y ni cuenta te das

Cómo limpiar baldosas sin esfuerzo, un truco casero sencillo y con un resultado increíble