Un hombre halló a su suegra inconsciente en el piso, luego se enteró de la devastadora verdad

Todos sabemos que ser padres es el sueño de cualquier persona, ya que traer a un niño al mundo es parte del ciclo de la vida.

Y además es una de las experiencias más maravillosas que podamos vivir. Ya que estarías dejando un pequeño legado tuyo en el mundo y en la historia del mundo. Es de las mejores sensaciones.

Tener un hijo no es algo fácil, ya que requiere de tener un sentido de la responsabilidad gigante y en constante educación al respecto, ya que ahora tu vida no depende solo de ti y para ti.

Sino que hay alguien al cual debes cuidar y procurar bienestar por un tiempo muy largo. Y, sin embargo, siempre volverá a ti en busca de consejo. Tenga la edad que tengan, nuestros hijos siempre afrontarán nuevos retos que los harás volver a nosotros en busca de una opinión.

Parte de ver crecer a nuestros hijos es experimentar el maravilloso día de su matrimonio. Todos somos humanos y por nuestra condición de seres biopsicosociales tenemos la necesidad de querer compartir con alguien que no es netamente de nuestra conexión sanguínea, el resto de nuestras vidas.

Por eso mismo siempre como padres aceptamos a todas las parejas que tienen nuestros hijos, hasta que hallen la indicada para casarse. Y allí es donde viene lo bueno, que lo explicaremos dentro de poco.

 Encontró a su suegra en el suelo y no podrás creer el porqué

Todos sabemos que el matrimonio es la unión de nuestra familia con otra persona ajena a nosotros. Pero no necesariamente el único lazo afectivo o de cariño, como mejor quieras llamarlo, debe estar solamente entre la pareja que se está casando.

No, nada más equivocado en eso. Suele ser muy común que el tiempo anterior a la boda, mientras la pareja se va conociendo, al igual pase con la familia.

También Puedes Leer  ¿Tienes un dolor fuerte en los hombros? eso se llama tendinitis y te diremos como aliviarlo

Nosotros como padres visitaremos a los padres de la persona con la cual algunos de nuestros hijos se van a casar, para conocerlos y ver que tal son como familia, y lo más importante, como personas.

Ya que como mencionamos arriba, los padres son el primer ejemplo de formación que tienen los niños y dependiendo de cómo ellos sean y se comporten, de la misma manera lo harán sus hijos. Entonces para nosotros es fundamental saber, que clases de personas es la que van a empezar a formar parte de nuestra familia.

Volviendo al tema, siempre podemos establecer una muy buena relación con la persona con la cual se casa nuestros hijos. Su esposo o esposa puede llegar a quererse como nosotros pudiéramos querer a nuestra familia.

Y ese precisamente es el caso de la historia de hoy. De una suegra y un yerno que se querían como madre e hijo y de un trágico momento en su vida, que pasaron juntos.

Ya que la esposa de Bryan y por ende la hija de su suegra fue detectada con cáncer a muy temprana edad. Aquí te damos más detalles de la historia, en una carta.

Esta es la carta que Bryan le redactó a su suegra:

He considerado hablar de una mujer que me ha dado una gran lección, pues es verdad que nunca debemos juzgar a las personas a simple vista, sino siempre estar dispuestos a descubrir lo bueno que nos pueden brindar.

Nunca es fácil la primera vez que conoces a alguien y mucho menos cuando es tu suegra; la verdad es que cuando conocí a la madre de mi ex esposa fue muy complicado comunicarnos por nuestros distintos idiomas, sin embargo, por su tono de voz me pareció un tanto gruñona. Recuerdo que utilice todas las estrategias que había practicado con los juegos de mímica para lograr entendernos y todo porque quería llevar la fiesta en paz, sobre todo porque sabía lo importante que era para la que era la dueña de mi corazón, además no había más opción que relacionarme con su madre.

Después de un tiempo y de tener una larga relación, aun no terminaba de conocer a mi ex suegra. Fue cuando teníamos poco más de tres años de matrimonio cuando a Fanny le diagnosticaron cáncer de laringe a su corta edad, dándole como tiempo estimado de vida apenas poco menos de dos años, la noticia devastó todos nuestros planes y expectativas que teníamos previstas.

Ross, su madre, aceptó con resignación y con amor esta nueva prueba, me pidió que la acogiera en nuestra casa para poder ayudar a su única hija y para la cual había vivido siempre, que ahora su encomienda era nuevamente cuidar de su hija como cuando era pequeña.

Ross cumplía como madre y ahora como la enfermera de su hija, su labor en casa era extenuante, la observaba cuando estaba en casa y me preguntaba, ¿de dónde saca tanta fortaleza?, miraba a detalle cada palabra y cada cuidado que le daba a Fanny con tanta dulzura, el amor y tiempo que le dedicaba sin demostrarle su pesar y la tristeza de ver como su hija poco a poco se consumía, el dolor que guardaba en silencio cuando se quejaba de dolores terribles, y la manera de animarla cuando fue perdiendo su hermoso cabello y su ceja, así como también, como terminaba devastada después de cada quimioterapia.

Fanny también se hacía cargo de su esposo quien se encontraba enfermo. Así que de manera mágica dividía su tiempo entre la limpieza de nuestro hogar, las comidas que debía darle a su esposo e hija, la organización de las pastillas, las citas médicas de ambos, entre otros

Un día, sin que ella lo supiera, pude verla como oraba por su hija pensando que estaba sola, escuché todo lo que guardaba en silencio, su carga era excesiva y todo lo hacía con gran amor y humildad aun cuando ella había sido diagnostica con cáncer, ¡sí, mi suegra tenía cáncer! y aun así nunca quiso dejar en manos de alguien más el cuidado de Fanny, se tomó muy enserio su papel de madre y era de admirar todo lo que hacía cuando ella también merecía ser cuidada y atendida.

Es muy duro reconocer la grandeza que hay en otras personas, pues muchas veces nos dejamos llevar por lo que aparentan e incluso podemos excluir a nuestros familiares del amor que les podemos dar o que nos pueden brindar y es por eso que quiero reconocer que mi ex suegra es una mujer increíble llena de virtudes y sobre todo de mucho amor. En la fotografía podemos observar como ora y espera paciente que el caldo para su hija hierva. Ella ha perdido completamente su cabello, pero se reúsa a dejar de cuidar a su hija y a su esposo, definitivamente el amor que les tiene es infinito

Que bello el amor familiar, no te olvides de compartir esto con otros miembros de tu circulo y amigos.

También Puedes Leer  De tal palo, tal astilla: mira a esto gatitos que son idénticos a su mamá

¡Conmovedor! Esta mujer encuentra una carta de su esposo mientras limpiaba la casa, y no pudo contener las lágrimas

Para esta pareja, el divorcio no fue nunca una excusa para faltar a la foto familiar, y se debe a esta razón