Hombre abandonó a su mujer con sus 6 hijos por tener cáncer, lo que hizo su amiga te hará llorar

Dentro de las noticias del día a día nos damos cuenta que el mundo ha ido decayendo poco a poco: cada mala noticia que recibimos y que afecta a la humanidad nos conmueve como seres humanos. Sin embargo, es importante no perder la fe.

Porque a pesar de la maldad que existe en el mundo, también existen actos nobles y que están cargados de mucha bondad.

Y son en ellos en los que debemos poner nuestras esperanzas y hacerle frente a la vida.

Hoy traemos una de estas historias que devuelven la esperanza en la humanidad, a pesar de pensar en primer momento que ya todo estaba perdido.

Es la historia de Beth y su buena amiga Stephanie, quien hizo algo fuera de serie por ella.

La bondadosa amiga de Beth

La protagonista de esta historia tiene por nombre Beth Laiktep una mujer que tenía una hermosa familia: su esposo y sus 6 hijos.

Sin embargo, Beth enfermó terriblemente de cáncer, que ya estaba muy avanzado en su cuerpo.

¿Cuál fue la decisión del esposo? Nada más y nada menos que abandonar para siempre a su familia, puesto que no era capaz de quedarse al lado de su esposa enferma.

Eso fue un acto de egoísmo que destrozó muchísimo el corazón de Beth.

Pero Beth no estaba sola: tenía una amiga magnífica llamada Stephanie Culley que la acompañó durante el largo proceso de su enfermedad; Stephanie demostró ser el tipo de amigas que se quedan en los buenos momentos pero también en los malos.

No había esperanzas de que Beth saliera con vida de su enfermedad, y estando en el hospital decidió pedirle una última petición a su mejor amiga: que no abandonase a sus hijos. Que los cuidara. Que los adoptara y les diera su amor.

También Puedes Leer  ¿Sabías Que Puedes Cultivar Fruta Sin Tener Un Jardín? Te Enseñamos Como Se Hace.

Para sorpresa de esta familia afectada por tanto dolor, Stephanie accedió gustosa y le dijo que Beth que lo haría.

Por lo que cuando Beth dio su último aliento de vida, Stephanie se encargó de los niños que estaban destrozados por la muerte de su madre.

Stephanie demostró ser una amiga paciente y llena de amor, de esas de las que necesitamos en el mundo. Stephanie es una muestra de amor incondicional.

Comparte este artículo si te ha alegrado la noticia.

DIOS HIZO UN MILAGRO QUE LOS MÉDICOS NO PUDIERON

Con este ingrediente natural acabarás las infecciones de tu parte íntima, los ginecólogos lo ocultan