Fue rechazado por todas sus compañeras, pero una extraña fue su pareja.

“No creo que los niños tengan una discapacidad… No creo que sean diferentes.

Espero poder hacer que se divierta esa noche”, esas fueron las palabras de Kylie luego de haber invitado al baile a Daniel un chico de 17 años con síndrome de Down.

Daniel siempre había soñado con ir al baile de su escuela, no obstante fue rechazado por todas las chicas a las que invitó.

Su condición fue la razón por la que sus compañeros lo denigraron, pero fue entonces cuando una chica de décimo grado se acercó a él y lo invitó frente a toda la escuela.

Pese a las críticas, Kylie no se apenó, actuó como todo un ser de luz y sin importar lo que dijesen de ella invitó a este chico al baile, porque no lo vio como alguien diferente.

Así que rápidamente causó un impacto en las redes sociales y en diversos medios de comunicación.

El baile soñado

Tener una discapacidad no significa que seas distinto, aun siendo ciegos, sordos, mudos, o presentando padecimientos como el síndrome de Down, siguen siendo humanos, por tanto merecen respeto y amor.

Una discapacidad no puede ser calificada como desagradable, y eso es lo que algunas personas demuestran con sus actitudes, observan a quienes padecen estas condiciones como seres inferiores.

Sin embargo, Kylie nunca lo vio así y Daniel se sentía muy feliz, pero su madre, Tonya estaba extremadamente contenta e conmovida por el increíble gesto de la niña.

Nunca imaginó que una chica como Kylie pudiese tener una actitud tan brillante.

El equipo de la cadena FOX5 también resultó sorprendido por el grato e inocente acto de humanidad de Kylie, por lo que decidieron aparecer antes del baile para otorgarle a la joven pareja una noche de sorpresas que nadie imaginó jamás.

También Puedes Leer  Le llaman la gota del milagro solo con un par de gotas elimina los hongos de la uña de los pies en pocos días…

Los chicos fueron trasladados al baile en un espectacular y radiante Rolls Royce y allí tuvieron una entrada de lujo, pues extendieron una hermosa alfombra roja y pudieron sentirse como cualquier actor de Hollywood.

Antes que terminara la noche, Daniel lloró de alegría y su madre se sintió agradecida por tan hermoso regalo.

“No se trata de que Daniel tenga una discapacidad. Es que Kylie no vio ninguna discapacidad.

Eso es lo que tu corazón quiere como madre” concluyó Tonya.

Cosas que lamentarás no haber hecho cuando estés viejo

Este acertijo se ha vuelto viral… Intenta resolverlo