Estos dos padres buscaban adoptar a un niño y terminan consiguiéndose con algo realmente conmovedor

El matrimonio entre personas del mismo sexo es legal en varias partes del mundo, por lo que ahora las parejas son libres de hacer lo que legalmente sólo tenía permitido.

La heterosexualidad. Por ello, ahora hay muchas parejas de hombres o mujeres que buscan formar una familia mediante la adopción.

En Argentina se legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en el año 2010, en ese momento Juan Castro y Pablo Silva contrajeron matrimonio de inmediato. Pero, tiempo después querían dar otro gran paso en su relación.

La pareja quería tener un hijo, este sería el momento más gratificante y complejo de su relación, pues tenían que pensar muy bien lo que ello conllevaría.

Tener un hijo es todo un desafío, y cuando se trata de una adopción puedes conseguir historias muy conmovedoras como la que consiguieron estos hombres.

Mira lo que hicieron estos padres cuando quisieron adoptar a un niño en Argentina

Juan y Pablo estaban en un taxi mientras conversaban de aquel tema, por lo que el conductor no pudo evitar escucharlos y darles una recomendación.

El taxista les dijo que había una casa hogar llamada “Piecitos Colorados” y se ofreció a llevarlos para que adoptaran a  un niño del hogar.

En este lugar conocieron a  un niño que les robó el corazón. El niño se llamaba David y había sido separado de su hermano, Batista.

Les contaron que David había sido separado de su hermano Batista en el momento en el que los rescataron, pues la madre de los niños había muerto y estos estaban viviendo con su abuela, quien los hacía dormir prácticamente en la calle; y cuando la justicia pudo hacer algo con ellos, la jueza del caso se llevó a Batista y por ello David quedó solo en la casa hogar.

También Puedes Leer  Té para aumentar la memoria, bajar el estrés, hace desaparecer el insomnio, proporciona energía, mejora la circulación y los nervios

Cuando Juan y Pablo tomaron una decisión, fueron a adoptar a David y le preguntaron que si este quería irse con ellos.

El niño respondió firmemente que si no era con su hermano Batista, este no quería nada.

Los hombres se quedaron atónitos, pero comprendía al niño, por lo que le prometieron hacer lo posible por encontrar a su hermano. Poco después comenzó la investigación, encontraron a Batista y tuvieron que apelar por la ley para poder quitarle la custodia  a la mujer que se lo había llevado.

Finalmente, el juez declaró que era mejor que el niño creciera con su hermano y no separado de él, por lo que Pablo y Juan ya no tenían un hijo, ¡sino dos!

Comparte esta historia para que más personas puedan conocerla y cuéntanos qué te pareció.

VER VIDEO AQUI

Esto es lo que causa la caída del cabello, el insomnio y la fragilidad en las uñas

Esta es la carta de un marido que se da cuenta de sus errores demasiado tarde