De este modo podrás curar una uña encarnada de forma casera

Las uñas encarnadas o enterradas son un problema bastante doloroso que afecta normalmente a las uña del dedo gordo del pie.

Este inconveniente causa dolor e hinchazón, y en los peores casos podemos contraer una infección en la zona.

Normalmente las personas que padecen de una uña encarnada buscan ayuda en un podólogo, pedicurista o dermatólogo, pero realmente este problema se puede remediar sin problemas desde nuestra propia casa.

A simple vista el problema parece ser muy delicado, ya que la herida puede ser bastante dolorosa y por eso no nos atrevemos a tratar este problema nosotros mismo.

Pero en realidad puede ser que el problema sea que no sabemos cómo proceder a curar esta afección, por ello aquí te diremos toda la información.

Curar una uña encarnada tú mismo desde tu hogar

Una uña puede enterrarse o encarnarse por diferentes factores, los más comunes son: por uso de zapatos incómodos o apretados, por una mala pedicura o por la genética de nuestro pie.

Sin embargo, sin importar la razón que ocasione este inconveniente, la manera de remediarlo es la misma.

En un podólogo o médico especialista en este asunto, lo que se procede a hacer es a retirar la uña del pie.

Lo cual es un proceso bastante doloroso, ya que además de la herida donde está la uña enterrada, se ve afectada también la parte de la uña que está adherida al pie.

Evidentemente a nadie le gusta pasar por este problema, por ello lo mejor es buscar una solución más pasiva y que podamos aplicar nosotros mismos desde nuestra casa. Para esto necesitaremos lo siguiente:

También Puedes Leer  Tres trucos para poder conseguir vuelos baratos!

1 rueda de limón.

1 cucharada con sal.

2 potes con agua tibia.

2 tazas de agua oxigenada.

Procedimiento:

Coloca el limón sobre la uña y déjalo allí toda la noche, lo mejor es que uses un calcetín para que se quede en su sitio.

A la mañana siguiente coloca un algodón enrollado en el dedo y luego introduce tu pie en un recipiente con agua tibia y sal, deja que repose un buen rato allí y luego aplica un poco de agua oxigenada.

Realiza esto varias veces a la semana y así tu uña se podrá recuperar. Comparte esta información en tus redes.

Elimina las manchas de tus codos, rodillas y axilas con este remedio casero

Se confirman los rumores y la noticia estremece al mundo ¡La ONU colocara chips en cada habitante!