Esta mujer no podía embarazarse. Pero entonces, su hermana le llamó un día a la 10 de la noche y le dijo: Vamos a tener un bebé

Para la vida de muchas personas, una de las principales metas es conseguir una pareja y tener un hijo, esto tanto como para hombres como para mujeres.

Pero hay casos donde un embarazo se hace cuesta arriba por muchos factores.

Es increíble pensar como cuando hay una tasa tan alta de embarazos no planificados, también es grande la cantidad de mujeres que quieren tener un hijo y no pueden o les cuesta, parece incluso algo irónico.

Pero el hecho es que es verdad, aun con todos los métodos que existen hoy en día para mejorar la fertilidad de una mujer, hay casos en los que es imposible concebir a un bebé.

Tal como le sucedió a esta mujer, pero ella tuvo un caso más particular. Sigue leyendo para que conozcas su historia.

Su hermana la llamó y le ofreció tener un hijo, no creerás lo que sucedió después

La historia es de una chica llamada Aimee, esta y su pareja James Morrisby, ambos de Queensland, Australia, comenzaban su vida de casados y como casi todos los casos, querían tener un bebé. Sin embargo, ene se momento todo se comenzó a complicar.

Aimee había sufrido toda su vida de una extraña enfermedad que provocaba la acumulación de tejido cicatrizado en el abdomen, pero nunca pensó en las consecuencias mayores de esta enfermedad hasta que su ginecólogo le indicó que el tejido había llegado hasta su útero, por lo que si quería quedar embarazada debía intentarlo cuanto antes.

Desde ese momento, Aimee y James comenzaron a intenta tener un bebé, pero no lo conseguían, probaron también con la fecundación In Vitro, pero solo obtuvieron varios abortos espontáneos, hasta que los médicos le indicaron a la pareja que debido a la condición de Aimee no podrían tener un bebé.

También Puedes Leer  Ella lleno un calcetín con sal y lo puso a calentar sobre una cacerola… ¿Sabes La razón? ¡Es increíble!

Aceptar esto fue muy duro, pues tenían que aceptar que nunca serían padres. Pero, una noche Aimee recibió una llamada, era su hermana, esta le dijo “Hay que tener un bebé, juntas”.

La hermana de Aimee ya tenía dos hijos, pero esta vez no quería gestar un tercero, sino prestarle esta oportunidad a su hermana.

A Aimee y James les costó asimilar la propuesta a la primera, pero luego se dieron cuenta que la hermana de Aimee hablaba en serio y no pudieron negarse. Al tiempo se le implanto a Shayna, la hermana de Aimee, un embrión producto de una fertilización in vitro de Aimee y James.

El embarazo se desarrolló exitosamente y sin complicaciones, James y Aimee pasaron la mayor cantidad de tiempo posible con Shayna y el momento del parto fue muy emotivo.

Sin duda que Shayna hizo un gran trabajo y también hizo algo por lo que James y Aimee deberán estar agradecidos por siempre.

¿Qué te pareció esta historia? Comparte y deja tu comentario.

En el siguiente vídeo registraron todo el proceso:

VER EL VIDEO AQUI

madre

La peor madre del mundo tiró los helados de sus 3 hijos ante sus ojos. ¿La razón? Medio mundo la aplaude

enfermera

Una enfermera sorprende a un hombre y a su esposa moribunda con las manos en la masa en el hospital