Su esposo le hecha gasolina en el rostro, lo que ocurre después es impensable

La historia de esta mujer es impresionante y merece ser contada. Su nombre es Courtney Waldon de 27 años de edad y el 30 de septiembre del año 2016 su vida cambió.

Anuncio

Por completo, Ese día la mujer salió con su esposo a acampar, mientras ella asaba atún y espárragos en una fogata, las llamas se apagaban poco a poco y el esposo al ver esto decidió arrojar gasolina al fuego.

Lo que su esposo no se esperaba es que un par de gotas cayeran en la cara de Courtney y esto hiciera que el fuego se apodera de su cara y de su cuerpo.

Ella sentía como el fuego derretía su piel mientras gritaba de dolor y pedía a su esposo que llamara a una ambulancia. Esta llegó pocos minutos después y fue lo que salvó su vida.

Courrney ya en el hospital no tenía muchas esperanzas de vida, las quemaduras en la su cara eran de cuarto grado y las del cuerpo de tercer grado, es decir todo su cuerpo estaba comprometido y su vida en mucho peligro.

Anuncio

Continúa leyendo y conoce que ocurrió con esta valiente mujer y su familia.

La mujer que salió airosa de las llamas

En un principio los doctores no tenían buenas noticias, la mujer tenía muy pocas esperanzas de vida inclusive tuvieron que inducir en coma para que no sufriera más el dolor de las quemaduras y poco a poco trabajar para sanar su cuerpo.

Anuncio

Estuvo en este estado 30 días, el 40% de su cuerpo seguía comprometido y le hicieron más de 20 cirugías para recuperarlo. Courtney quedó con una deuda millonaria al salir del hospital.

Al volver a casa su pequeña hija la recibió con muchísimo amor pero no recibió lo mismo de su esposo, este alegó no pode soportar la situación y las abandono, en ese momento Courtney sin poder trabajar y con una deuda perdió su casa y tuvo que mudarse de nuevo con sus padres. La situación se tornó muy grave para ella.

Courney debió aprender a moverse, cuidar de su hija y mantenerse sana, todo ella sola, paso de tener una vida normal a estar prácticamente desfigurada.

Pero en el mundo existe mucha gente buena y sus vecinos se reunieron para darle la mayor sorpresa de su vida, le regalaron nada más ni nada menos que una casa para ella y su hija.

Con una casa nueva y otra oportunidad de vivir Courtney y su hija están listas para salir adelante y ser felices.

Nunca puedes rendirte por más difíciles que se pongan las cosas, nunca te rindas que siempre conseguirás buenas personas en el camino.

La sabiduría de José Mujica en sólo 47 segundos

olor

Se conocieron online y tuvieron una cita. Cuando él sintió el extraño olor de su cuerpo, quedó paralizado.