Elimina el mal olor de tus axilas por siempre

Una de las áreas del cuerpo que más sudor segregan son las axilas, ya que en estas se acumulan una gran cantidad de gérmenes y bacterias capaces de producir mal olor.

Obviamente, a ninguna persona le gusta poseerlo, ya que es desagradable y repugnante y da la sensación de que eres poco higiénico.

Sin embargo, contrario a lo que se piensa, este hedor no tiene nada que ver con la falta de higiene, sino que más bien está relacionado, en gran parte.

A problemas hormonales y a desequilibrios en el pH de nuestra piel, por lo que podemos sufrir de una sudoración excesiva acompañada de este tipo de olor.

Y es que a pesar de que usemos desodorantes y antitranspirantes, puede que el mal olor persista, porque estos productos no son lo suficientemente fuertes para acabar con ese tormento.

Lo que hace que en algunas personas sientan una baja autoestima y hasta depresión y temor a que otros perciben su olor.

Elimina ese hedor con estos sencillos trucos

Afortunadamente, existen trucos caseros que son muy eficaces, e inclusive, más poderosos que los propios productos que encontramos en los mercados. Por ello, en este artículo te los vamos a explicar.

No obstante, es fundamental que junto a ese remedio sigas algunos consejos como: utilizar ropa de algodón, mantenerte hidratado, llevar una alimentación balanceada, conservar una buena higiene y depilar tus axilas.

Estos 9 trucos caseros te podrán ayudar a eliminar ese mal olor que tienen tus axilas:

– Bebe una taza de infusión de salvia todos los días. Ello contribuirá a disminuir la actividad de las glándulas sudoríparas.

– Aplica un puñado de hojas frescas de salvia mezcladas con jugo de tomate sobre las axilas. Esta técnica resultará más efectiva que un desodorante convencional.

También Puedes Leer  ¿Será cierto? Conoce el secreto del nuevo Presidente de E.E.U.U.

– Moja tus axilas en una mezcla de té de corteza de sauce y bórax.

– Espolvorea tus axilas limpias y secas con maicena o con polvo de arroz.

– Lava tus axilas con una mezcla de 1 cucharada de bicarbonato de sodio con el zumo de un limón.

– Aplica loción de hamamelis sobre la piel de la axila ayudándote con una mota de algodón.

– Aplica unas gotas de aceite de árbol del té sobre tus axilas.

– Lava tus axilas con el líquido de una lechuga exprimida o con vinagre de manzana, para ello empleamos una gasa.

– Después de bañarte, mezcla talco y bicarbonato (en cantidades iguales) y aplica el combinado en tus axilas una vez que se encuentren secas.

Intentando alguno de éstos trucos podrás decirle adiós al mal olor de tus axilas. ¿Qué te parece?

Descubre los resultados de masajear tus manos

Descubre estos trucos para obtener un trasero envidiable