El médico notó algo raro con el vientre de la bebé de un mes

Cuando estamos en la dulce espera solo pedimos que nuestro bebé nazca sano en todos los aspectos, nos lo imaginamos bello, rozagante y sobretodo sanito y completo, este es el mayor miedo o preocupación de las madres.

Al momento que sale de nuestro vientre en ocasiones algunas preguntamos al médico si todo está bien y esperamos que así sea para poder llevarlo a casa lo antes posible y poder disfrutar de él, celebrar en casa su llegada con los familiares y amigos.

Es en este momento cuando comienzas a aprender cosas nuevas acerca de ser madre, sin importar cuantos hijos tengas, pues cada uno te enseña cosas diferentes, ningún niño es igual a otro, en esos primeros meses debemos estar atentos a cualquier cambio que ocurra en nuestros bebés.

Esto fue lo que les paso a esta pareja formada por Alissa y Michael Dunn quienes tuvieron la dicha de tener gemelas, Isabella y Madeline de después de un mes de nacidas una de ellas comenzó a tener algunos cambios en su cuerpo.

Algo pasó a la bebé después de un mes de nacida

Cuando esta feliz pareja llevó a las niñas a su control el primer mes, el médico se dio cuenta de que algo no andaba bien en una de ella, su vientre se encontraba abultado, Madeline tenía algo extraño en su pancita, entonces el Doctor le envió a hacerse unas pruebas más detalladas.

La llevaron al Hospital Infantil de Michigan donde el Doctor Taub le realizó una ecografía y se dio cuenta de que algo estaba creciendo en la barriga de Madeline, para su sorpresa este era un cáncer en etapa 4, los padres sintieron que se morían con tal noticia pero no perdieron la fe.

Al estudiar a Isabella se dio cuenta algo peor, ella también lo tenía pero en un estado menos avanzado, este cáncer era llamado neuroblastoma, de inmediato fueron separadas y llevadas a terapia intensiva, este tipo de cáncer se desarrolla en el tejido nervioso de las glándulas suprarrenales.

Las niñas fueron sometidas a tratamiento de quimioterapia, sabiendo que este tratamiento podía interferir con el desarrollo de las niñas a tal grado que podía causarles la muerte, para la segunda aplicación de quimio colocaron a las niñas juntas quienes se vieron y se sintieron muy felices después de estar separadas.

Luego de un tiempo, las enviaron a casa para terminar el tratamiento de dos semanas, justo para navidad, al poco tiempo una resonancia determinó que estaban sanas ambas, hoy día sus padres agradecen a Dios y a los médicos por haberlas sanado.

¿Te gustó esta historia? Ayúdanos a compartirla.

El Secreto escondido detrás de la pasta de dientes con fondo de color

¡Basta ya de mitos! – Esto es lo que significan las rayas blancas en tus uñas