Descubre los riesgos que puede correr tu hijo si juega con láser

El láser es un dispositivo óptico que genera un haz de luz de una sola frecuencia mediante la estimulación eléctrica o térmica de los átomos, moléculas o iones de un material.

Su característica principal es su perfecta direccionalidad, ya que se trata de un rayo concentrado y recto.

Actualmente, el láser ha sido incorporado a nuestra cotidianidad ya que lo empleamos en lectores de códigos de barras.

En las impresoras láser y hasta en los punteros utilizados en las oficinas o conferencias cuando se requiere para señalar algún punto determinado a lo largo de una exposición.

Sin embargo, lo que muchos no saben es que estos particulares punteros cuando son empleados de forma inadecuada por los niños sin la supervisión de sus padres.

Dejan de ser inofensivos y pueden ocasionar graves problemas, sobre todo en nuestra visión. En este artículo te mostramos los motivos.

¿Cuáles son los riesgos de utilizar un puntero láser?

El Presidente de la Sociedad Oftalmológica de Valencia en España, señala que el láser actúa como un lente de aumento en el ojo, pues concentra la luz en un punto determinado.

En este sentido, el láser tendría la misma función que tiene una lupa cuando concentra la luz del sol en un solo punto, logrando como consecuencia que el material expuesto se queme.

Los daños que puede ocasionar el láser serían entonces irreversibles, y así lo demuestra el estudio de un adolescente en Tasmania, quien perdió el 75% de su visión por el uso indebido de este elemento.

Si bien, se sabe que este dispositivo es utilizado en la medicina oftalmológica, sin embargo, son especialistas y profesionales quienes hacen uso de éste, y sólo ellos saben cómo aplicarlo para evitarnos la pérdida de nuestra visión y algunos problemas a futuro.

También Puedes Leer  Elimina ocho kilos de desechos tóxicos acumulados en tu cuerpo en diez días con esta fórmula casera

En este sentido, es fundamental saber el peligro que implica apuntar un láser directo a nuestros ojos, ya que está comprobado que puede dañar nuestra retina de forma temporal cuando se encuentra a 800m y comprometer seriamente nuestra visión a 160m de distancia.

En conclusión, el uso de éste dispositivo debe ser restringido en niños, ya que representa una amenaza inminente en nuestra salud visual.

Alivia los dolores causados por la ciática

Mantén tus manos jóvenes con este sano consejo