El culpable de la desaparición de los gatos de este vecindario

Es habitual que los gatos que son adoptados por familias provengan de las calles, y que pasen mucho tiempo en ellas.

Los gatos son independientes por regla general, y por eso no queremos limitarlos a estar encerrados en casa cuando tenemos a uno de estos felinos por mascota.

Pero tampoco podemos descuidar por completo a nuestras mascotas, y olvidarnos de ellas hasta que aparezcan en casa. Los gatos también necesitan ser cuidados por sus dueños, y a veces hay que estar mucho más pendientes de su bienestar de lo que imaginamos.

Porque así sean otros animales, o incluso personas, nuestros gatos pueden toparse con mucha hostilidad en el mundo exterior.

En Santa Clara, California, los gatos comenzaron a desaparecer un día. Nadie sabía por qué, pero muchos gatos de familia dejaban de volver a casa misteriosamente.

Qué sucediera con un gato, quizás dos, era triste, pero cuando ocurría con mayor frecuencia, con muchos gatos del área, el asunto se convirtió en un problema más serio.

Robert Roy Farmer, el criminal responsable por lo que acontece a los gatos.

Eventualmente, la policía apresó a un hombre de 26 años por el crimen de asesinar a los gatos. Tras hacerlo encontraron pruebas vinculantes: el cadáver del gato #21 que Farmer había asesinado, sangre, un cuchillo, y guantes, todos en la maleta del auto de Farmer.

No bastó, sin embargo, que Farmer hubiera asesinado al pobre animalito, sino que además había usado el cadáver para complacerse a sí mismo íntimamente.

Según parecía, Farmer esperaba al atardecer para buscar algún gato que estuviera regresando a casa. Lo secuestraba, lo torturaba, mutilaba y luego asesinaba. Lo mismo hizo con cada una de sus víctimas.

También Puedes Leer  Dile hola a ese vientre plano con este remedio natural

Este grotesco caso resultó en una sentencia de 16 años de prisión para Farmer, quien, según alegó su abogado, estaba actuando bajo los efectos de las metanfetaminas.

En el juicio, el abogado leyó una carta enviada por Farmer, en que se disculpaba por lo que había hecho.

Ahora que estaba en pleno juicio, Farmer era consciente del horror que había perpetrado sobre esos pobres animalitos, y el daño que había hecho a las familias dueñas de los gatos en cuestión.

Robert Roy Farmer servirá su sentencia en prisión por los próximos años, y en todo el mundo los defensores de los derechos de los animales esperan que nunca más se repita un caso tan perturbador como este.

Nunca te imaginaste que ropa así pudiera existir, la moda da giros inesperados

Un hombre aún sufre las consecuencias del hundimiento de este contenedor