Cuida tus pies con este tratamiento, elimina los callos y las grietas

Tener unos pies bonitos y cuidados es la prioridad de muchas mujeres y puede que hombres también.

Ninguna fémina quiere lucir unos pies con grietas y resecos al momento de utilizar unas sandalias.

El cuidado de los pies se puede ver un poco desplazado a comparación del cuidado por el cabello o el cutis, ya que como los pies los llevamos cubiertos la mayoría del tiempo, no nos preocupamos por cómo se ven.

Sin embargo, por esta misma razón es que hay que cuidarlos, porque al estar cubiertos la mayoría del tiempo en un ambiente húmedo y oscuro.

Se pueden producir hongos tanto en las uñas como en la planta del pie, también se pueden resecar, aparecer callos y dañarse debido al roce de los zapatos.

Mira cómo podrás mantener tus pies bonitos y libres de todo mal

Existen muchos tratamientos que podemos aplicar en nuestros pies para ponerlos bonitos, pero esto puede que implique un gasto adicional para el que quizás no tengamos dinero disponible.

Porque muy fácilmente podemos darle un cariño a nuestros pies yendo a un spa a hacerse una pedicura.

Pero lo cierto es que no hace falta gastar mucho dinero para cuidar de nuestros pies, ya que lo podemos hacer nosotros mismos desde nuestra casa y con un método muy fácil y rápido.

Las zonas más afectadas de los pies normalmente son: las uñas y los talones, ya que estas son las que tienen más roces cuando utilizamos zapatos.

Para preparar tu propio tratamiento que eliminará todos estos males, sólo necesitarás lo siguiente:

Ingredientes:

  • 250 ml de alcohol al 70%
  • Diez aspirinas
También Puedes Leer  ¿Te hace falta una limpieza en tu sangre? Averígualo aquí

Procedimiento:

Lo primero que debes hacer es triturar las aspirinas hasta que las hagas polvo. Luego, vierte este polvo en un recipiente junto con el alcohol y bate.

Deja reposar esta mezcla por 24 horas, pero procura remover constantemente el contenido para que se integren estos ingredientes.

Indicaciones:

Utiliza un algodón para mojarlo con la mezcla y frotarlo por la zona que quieres tratar, luego coloca el algodón en la zona afectada y cubre esto con un papel film para que el algodón se mantenga en ese lugar.

Colócate unos calcetines y deja que esto actúe durante toda la noche.

A la mañana siguiente retira todo de tu pie y lava con agua tibia, repite este tratamiento hasta que veas los resultados.

Mira cómo puedes eliminar el dolor de tus rodillas casi de inmediato

Elimina el dolor de la ciática con este sencillo ejercicio