Conozca cómo desbloquear el nervio ciático realizando solo 2 simples ejercicios

Muchas personas sufren de un intenso dolor en la parte baja de la espalda y les cuesta identificar de dónde proviene, casi siempre el caso el del problema es el nervio ciático.

Este es el nervio más grueso y largo del cuerpo que se extiende desde la parte baja de la espalda al pie en los dos lados del cuerpo.

Usualmente este dolor se presenta en la parte baja de la espalda, es lo más común que suceda pero también puede sentirse dolor en la nalga, el muslo, en la pierna o en el pie a un lado del cuerpo. Entre otros síntomas que se presentan puede ocurrir cierta debilidad en la pierna o en los músculos del pie un extraño hormigueo o entumecimiento.

Es importante reconocer si el dolor proviene de este nervio ya que el tratamiento dependerá de ello. Este problema puede ocasionar una hernia de disco, un estrechamiento del canal espinal, un tumor que afecte esa zona del cuerpo o algún traumatismo directo a la columna vertebral.

En cualquier caso puede ser extremadamente peligroso para la salud.

Desbloquea el nervio ciático con ejercicios

Cuando envejecemos el cuerpo va perdiendo su elasticidad y comienzan los dolores. El dolor en el nervió ciático también afecta a las mujeres embarazadas ya que aumentan de peso y los analgésicos tardan en hacer efecto además dañan el sistema digestivo por ello lo mejor es recurrir a los ejercicios.

La idea de estos es recuperar el movimiento y que te sientas bien, lo mejor es comenzar con movimientos suaves y cada vez aumentar un poco la frecuencia a medida que el dolor desparezca. El piso es el mejor lugar para realizarlos.

También Puedes Leer  Vídeo: Ya salió a la luz: Como elimina las carnosidades de los ojos de forma natural

-Primer ejercicio:

Debes acostarte en una superficie plana, levanta una pierna en la cual sientas el dolor y dobla lentamente hacia arriba en dirección a tu hombro, cuando sientas tensión mantén la posición durante treinta segundos. Luego vuelve a la posición inicial. Hazlo unas 3 veces para que surja efecto.

-Segundo ejercicio:

Acuéstate, dobla las rodillas y son tenlas con las manos levantadas lo más que puedas, sin despegar la pelvis del piso.

Ahora cruza la pierna y estira la que presente mayor dolor, mantén la posición durante 30 segundos.

Estamos seguros que si repites estos dos ejercicios diariamente el dolor desparecerá muy pronto y sin tomar ningún medicamento que perjudique tu salud.

Al borde de la carretera, el policía se sienta solo y en silencio. Lo que pasó te sacará las lágrimas

5 Cosas que jamás debes realizar después de comer. Una de ellas resulta bastante peligrosa