Conoce la leche de cúrcuma, sin lactosa y excelente para tu salud. Descubre aquí algunos de sus secretos.

Al ir a los supermercados nos encontramos con leches en polvo, liquida, pasteurizada, semidescremada, completa, etc., sin mencionar que las marcas son muchas más y siempre puede aparecer una nueva, ofreciendo ser la mejor de todas, por los beneficios que aporta al consumidor.

A pesar de toda esa variedad, son muy pocas las que van dirigida a ese porcentaje de la población intolerante a la lactosa, componente principal de la leche animal. Adicionalmente está el hecho de que las leches en el mercado, son en su gran mayoría tratadas y tratadas para que tengan una mayor duración, mejor sabor, eliminar bacterias, etc.

Pero a pesar de todo, existe una esperanza para aquellas personas, intolerantes a la lactosa que anhelan probar ese líquido. Hablamos de las leches de origen vegetal. Existen varios tipos, está la leche de soya, de arroz, coco, quínoa, entre otras.

Hoy te traemos la leche de cúrcuma, una leche de origen vegetal, mucho más saludable que las leches de origen animal, fácil de preparar y con grandes beneficios para la salud, comparado con otras leches de origen animal, que, incluso siendo descremadas, poseen colesterol, mientras que la leche de cúrcuma no.

Te presentamos la leche de cúrcuma. Como prepararla y beneficios.

leche cúrcuma

La cúrcuma por si sola ha sabido ganarse un puesto en nuestra cocina, como una especia utilizada para dar color y sabor a muchas de nuestras comidas.

Adicionalmente puede ser usada para tratar problemas relacionadas a la diabetes, artritis, incluso cáncer. Actualmente se hacen diversas investigaciones para analizar sus efectos en la salud y está comprobado que las grasas que aporta, resultan beneficiosas para las personas con problemas de corazón o triglicéridos.

Podemos ahora darnos una idea de que, si como especia nos aporta tantas ventajas, tomada como leche nos puede beneficiar mucho más, si consideramos las muchas vitaminas y minerales que contiene.

Date la oportunidad de probarla. Sigue las instrucciones de cómo prepararla.

  1. Preparar la pasta de cúrcuma.

¼ taza de polvo de cúrcuma

½ cucharadita de pimienta negra

½ vaso de agua mineral

Preparación.

Una vez tengas todos los ingredientes, en un envase cómodo los mezclas y cocinas a fuego lento, sin dejar de remover.

Cuando se note que la mezcla ha obtenido cierta consistencia, como de pasta, se retira del fuego y se deja enfriar hasta que se pueda cambiar a otro recipiente con cierre hermético y colocar en la nevera a refrigerar.

  • Leche de almendras (Porción para 3 tazas).

1 taza de almendras

4 tazas de agua

1 cucharada de miel

½ cucharadita de esencia de vainilla

1 pizca de sal

Preparación.

En un recipiente con una taza de agua, se colocan las almendras. Muy importante, se debe dejar toda la noche el recipiente con el agua y las almendras hasta el día siguiente en la mañana. Se sacan las almendras y se enjuagan con agua fría.

Luego de enjuagadas, con las 3 tazas de agua restantes se licuan hasta obtener una mezcla cremosa. Se cuela y listo.

  • La leche de oro.

1 vaso de leche de almendras (Preparada)

1 cucharada de aceite de coco

4 cucharaditas de pasta de cúrcuma (Preparada)

Miel

Preparación.

En un envase metálico, mezclas la leche con la pasta y colocas al fuego lento. No dejar que hierva. Una vez estén bien mezclados, retirar del fuego y agregar la miel al gusto.

Y listo. Aquí tenemos un buen sustituto a la leche animal y lo mejor de todo es que te aportara muchos más beneficios de los que te imaginas, entre los que podemos mencionar, mejor digestión, disminuir el colesterol y equilibrar sus valores, desintoxicar el hígado, etc.

Anímate a probar la Leche de Oro y no olvides compartir esta información.

Entérate como mejorar la salud de tu cuerpo con esta sopa.

Como curar la caries. El método que los dentistas no quieren que sepas.