Cómo hacer la plancha perfecta para unos glúteos y abdomen de acero (evita estos errores comunes)

Tener un cuerpo esbelto es una de las cosas que a muchas de las mujeres les gusta y la verdad esto no es tan fácil como muchos creerían que puede ser, lleva muchos esfuerzos y sacrificios que debemos afrontar para lograrlo.

Como bien es sabido son muchas las personas que tienen unos kilitos de más y cuando de salud se trata buscan la manera de mejorar no solo su salud sino también su apariencia y emplean el uso de algunas dietas que la verdad pueden ser bastante útiles para perder peso pero hace falta algo más.

Hacer dieta no lo es todo, también se hace necesario que nosotros hagamos algunos ejercicios que será los que nos ayudarán a mejorar nuestra salud y nuestra apariencia y lograr esa figura esbelta que tanto deseamos.

Como ya lo sabes hay miles de ejercicios y rutinas para trabajar diversas partes dl cuerpo pero hay un ejercicio en especial que nos ayuda a trabajar varias partes y te hablamos de la plancha la cual te enseñaremos el día de hoy cuál es la manera correcta de ejecutarla para lograr los resultados esperados.

Un ejercicio para un cuerpo esbelto

Tener el cuerpo tonificado y esbelto y no solo eso sino que el vientre plano y unos glúteos perfectos son algunas de las cosas que las mujeres por lo general más anhelan y creen que es difícil de lograr aunque con un solo ejercicio se puede lograr.

Se trata de la tan conocida y muchas veces temida plancha o plank que consiste en un ejercicio para tonificar el abdomen principalmente aunque si se hace de la manera correcta también podemos trabajar los glúteos.

Para hacerlo hay que tomar en cuenta que pueden surgir algunos errores que no dejan que el ejercicio se ejecute de manera perfecta por ejemplo muchos arquean la espalda al hacerla, otros elevan demasiado los glúteos cuando debe ser una línea recta o sitúan los codos y hombros a alturas diferentes.

Hay diferentes tipos de planchas y entre estos están:

Plancha de codos apoyados: Se trata de recostarnos boca abajo con las piernas estiradas, con los brazos en un ángulo de 90 grados ubicando los codos alineado a los hombros, la cadera en su lugar a manera de hacer una línea recta.

Plancha con brazos extendidos: Es prácticamente la misma posición es solo que en este caso en vez de los brazos estar a 90 grados, están estirados alineados con los hombros, las piernas totalmente rectas y los músculos contraídos desde el abdomen hasta las costillas.

Plancha con una pierna levantada: Lo que vas a hacer es emplear la misma posición de la plancha de los codos apoyados y en vez de tener las piernas rectas en contacto con el piso, solo vas a levantar una de ellas manteniendo los hombros y la cadera por algunos segundos y luego cambias de pierna. Otra opción es levantando los brazos o un brazo y una pierna para agregar mayor dificultad.

Con hacer 5 series de planchas al día que equivalen a 10 minutos sin duda alguna lograrás lo que esperas.

Gracias por leernos.

Pon un cubito de hielo sobre la carne mientras se hace a la parrilla. ¡Ojalá lo hubiera sabido antes!

Beneficios de la albahaca y cómo propagarla