Cómo eliminar la grasa de las manijas de la cocina. ¡Reemplazo perfecto a los caros productos de limpieza!

Nuestro hogar es uno de los lugares en los que nosotros más tiempo estamos sin embargo cuando estamos en casa lo que más anhelamos es que esta se mantenga totalmente limpia e impecable pero para eso se necesita esfuerzo.

Cuando de la limpieza de nuestro hogar se trata muchas personas no saben cómo pueden hacer para que todo quede totalmente impecable y es que la verdad se requiere mucho esfuerzo y de muchos químicos para lograrlo.

Hay partes de nuestra casa que suelen ser sencillas de limpiar sin embargo está la cocina y el baño que son dos de las áreas de nuestra casa que acumulan mayor cantidad de suciedad sin embargo la cocina se lleva el premio.

En la cocina encontramos mucha grasa acumulada y es por ello que hay que aprender a eliminarla y eso lo puedes lograr de una manera totalmente sencilla como la que te enseñaremos hoy que te aseguramos hará tu vida mucho más fácil. Presta mucha atención.

Cocina brillante con este truco

Limpiar la cocina puede ser una pesadilla para más de una persona y es así ya que la grasa cuando se acumula y se pega suele ser bastante difícil de eliminar, buscamos la manera de sacarla sin embargo muchas veces no lo logramos.

Para ayudarnos con esta labor están los químicos que bien es sabido hay una gran variedad en el mercado pero debemos ser cuidadosos ya que muchos de ellos son muy fuertes y pueden causarnos reacciones alérgicas o incluso dañar nuestras manos o hasta las áreas donde limpiamos.

Para que no luches tanto, hoy te queremos dar este truco que estamos seguros te será de mucha ayuda cuando vayas a limpiar tu cocina, principalmente las manillas.

También Puedes Leer  La madre murió después de dar a luz a su séptimo hijo y este terminó a cargo de una mujer extraña

Necesitarás

Hisopos de algodón

Cepillo de dientes viejo

Amoniaco o licor de anís

Modo de uso

Lo que debes hacer es simplemente sumergir el hisopo en el amoniaco o en el anís y luego frota la superficie donde hay grasa y suciedad acumulada y si se te hace difícil con el hisopo entonces frota con el cepillo de dientes.

Verás como la grasa se desaparece. Limpia con un paño húmedo y listo, manillas limpias nuevamente.

Gracias por leernos.

Esperamos haberte ayudado.

Así bajas el colesterol – desde que he estado bebiendo este té, me olvidé de lo que es el colesterol alto

Dile adiós a los callos de los pies