Cinco remedios para limpiar tus pulmones tras dejar de fumar en días

Los pulmones son sumamente importantes cuando del proceso respiratorio se trata, muchas personas que sufren problemas con estos órganos no saben la manera adecuada de tratar estas enfermedades.

Muchas de estas afecciones son ocasionadas por algunos factores externos como el consumo del tabaco que afectan primordialmente a los pulmones y los demás órganos que forman parte del aparato respiratorio.

Cuando decides dejar de lado este hábito tan dañino como es el consumo de tabaco, lo que sucede es que tu cuerpo se vuelve algo diferente, ya no consumes lo que estaba acostumbrado y la abstinencia puede hacerte sentir mal y algo de lo que debes estar muy al pendiente es del cuidado de tus pulmones luego de suspender el consumo de tabaco.

El día de hoy, nosotros queremos hablarte acerca de cómo nosotros podemos mejorar la salud de nuestros pulmones luego de dejar de fumar. Presta mucha atención a este post que hoy nosotros hemos preparado para ti.

¿Dejaste de fumar? Sigue estos consejos

El consumo de tabacos o cigarrillos puede ser bastante perjudicial para nuestra salud y que muchas veces no solo afecta tu salud sino también tu familia, es motivo de muchas discordias y más y eso sabes que es así si eres un fumador.

Muchas personas por su salud y por el bien de su familia en general, ellos dejan de fumar para que así todo mejore pero no solo consiste en apagar el último cigarrillo y ya, sino que hay aspectos a tomar en cuenta en el futuro.

El consumo del cigarrillo así como dejarlo de repente puede ser perjudicial para nuestra salud y es por eso que debes saber lo que hay que hacer luego de dejar de fumar.

Consume más antocianinas: Lo que debes hacer es consumir más frutos como las fresas, cerezas, arándanos, frambuesas, ciruelas, moras azules, grosellas negras, col morada y papa morada a fin de disminuir la mucosidad en las vías respiratorias.

Dieta mediterránea: Esta dieta es rica en flavonoides y puedes encontrarla en la internet aunque simplemente se basa en el consumo de aceitunas, aceite de oliva, ajo, cebolla, pimientos, garbanzos, col rizada, alcaparras, albahaca, orégano, almendras, nueces, entre otras.

Vitaminas: Son importantes incluirlas en la dieta para recuperar el sistema inmune. Las primordiales son las vitaminas A y C y los betacarotenos.

Ejercicios respiratorios: Son excelentes para que la mucosidad se expulse mediante la tos. Puedes emplear actividades como el yoga y la natación.

Bebe té: Hay tés expectorantes que te serán de mucha ayuda como el de flor de sauco, hinojo, mejorana, malva, llantén, anís o de eucalipto y será de mejor ayuda si agregas miel.

Gracias por leernos.

Levanta los glúteos con solo 6 minutos al día, en casa y sin accesorios: una experta explica cómo

Los hombres estresan más a las mujeres que sus propios hijos ¿Estás de acuerdo?