Celebraban todos los días el nacimiento de su hijo hasta que llegó el día 99

La llegada de un bebé al mundo siempre es motivo de celebración, puesto que es una muestra del milagro.

De la vida y de ese gran poder que tienen los seres vivos de traer una nueva persona al mundo, esto sin duda alguna es un momento emocionante, impresionante y conmovedor.

Es por ello que cada vez que una familia tiene un nuevo integrante, la celebración no puede faltar por ningún motivo, incluso cuando la situación es un poco complicada y se tienen que afrontar aspectos delicados con respecto a esta.

Esto fue lo que le ocurrió a esta pareja, ellos le celebraron cada día de su nacimiento a su nuevo bebé, pero lo hicieron por una razón que te llenará los ojos de lágrimas.

Si quieres saber todos los detalles con respecto a esta historia, continúa leyendo esta información.

Mira la razón por la que estos padres celebraban todos los días a su hijo, no dejarás de llorar

Matt y Ginny son una pareja de Arkansas, quienes esperaban la llegada de su primer bebé.

Estaban ansiosos y contaban los días para el gran momento, lastimosamente, cuando la mujer tenía seis meses de embarazo, el doctor le diagnosticó al bebé el síndrome de Edwards, también conocido como trisomía 18.

Este síndrome causa la muerte en los fetos dentro del útero de su madre o pocos días después de su nacimiento. Matt y Ginny estaba devastados, pero tenían un poco de fe con respecto al caso de su hijo.

El bebé nació a los ocho meses de gestación, sus pulmones aún no estaban desarrollados por completo y tenía un orificio en su corazón. Los médicos no esperaban que viviera mucho, por lo que sus padres celebraban su nacimiento todos los días a la 4:59 p.m.

También Puedes Leer  Elimina la hinchazón de tu vientre y baja de peso con este remedio natural

El bebé pudo salir del hospital dos semanas después de su nacimiento y sus padres se tenían que encargar día y noche de su delicado cuidado. Debían alimentarlo por una sonda cada tres horas, proporcionarle oxígeno y demás cuidados que amerita un bebé.

Después de tres meses, el bebé dejó de usar oxígeno, pues no lo necesitaba, lo cual era impresionante para todos los médicos que seguían el caso. Pero, cuando llegó el día 99 el bebé no pudo seguir con su vida.

En el funeral sus padres le hicieron un homenaje con 99 globos, a lo que el padre agregó las siguientes palabras: “Qué hermoso fue verlos, qué rápido se fueron. Así como tú”.

Esta sin duda es una historia muy triste, pero nos muestra que hay que celebrar cada día, pues no sabemos cuándo llegará el ultimo.

Esta pareja luce como cualquier otra, pero si detallas bien no lo podrás creer

El estado de tus uñas puede revelar muchos detalles sobre la salud de tu cuerpo