Cáscara de mandarina: siete problemas que resuelve mejor que los medicamentos

En nuestra naturaleza hay una gran cantidad de elementos que podemos emplear en nuestro día a día para mantenernos totalmente saludables, libres de enfermedades y además de esto sin correr riesgos por efectos secundarios.

A pesar que sabemos que los medicamentos no son la mejor opción para curarnos de enfermedades por desconocimiento no tomamos en cuenta las propiedades de muchos elementos naturales y los desaprovechamos.

Dentro de toda esta gran cantidad de elementos naturales hay uno que hoy en especial estaremos hablando de él ya que tiene una gran cantidad de propiedades curativas muy potentes y que vale la pena ser aprovechadas.

Hoy te estaremos hablando acerca de la cáscara de mandarina y las maneras como la puedes emplear para curar algunos de los problemas de salud que se te puedan presentar. Sigue leyendo este post y conoce más detalles.

Los beneficios de la cáscara de mandarina

mandarina

La mandarina de por sí es una fruta que muchas personas consumen gracias a su dulce sabor y su frescura sin embargo, por lo general no aprovechamos todos los beneficios que nos aporta ya que estos se encuentran más que todo en la cáscara y nosotros la desechamos.

Debes saber que en la cáscara de mandarina hay una gran cantidad de vitaminas como las del grupo B que son bastante importantes para nuestra salud y demás minerales como el hierro, fósforo, calcio, magnesio, potasio, selenio y el zinc.

Al consumir la cáscara de mandarina, aprovechamos todos estos beneficios y logramos tratar algunos malestares como:

  • Bronquitis o infecciones respiratorias: Para tratar este problema solo debe agregar la cáscara de mandarina en un vaso de agua caliente, deje reposar una hora y beba 3 veces al día.
  • Tos: Pique la cáscara en trozos pequeños y deje secar, remójelos en agua caliente. Deje reposar una semana y luego beba 20 gotas al día de esta sustancia diluidas en medio vaso de agua antes de cada comida.
  • Congestión nasal: Hierva las cáscaras en una olla con agua y aspire el vapor por al menos 10 minutos y luego repose con tranquilidad. Se recomienda hacerlo en la noche.
  • Problemas digestivos: Deje secar las cáscaras y luego pulverícelas y esparza este polvo en sus comidas.
  • Hongos en los pies: Frote la cáscara de mandarina en el área afectada dos veces al día.
  • Insomnio: Si no puede dormir entonces haga un aromatizante natural con las cáscaras de mandarina.
  • Hipertensión y taquicardia: Solo debe hervir 3 litros de agua con algunas cáscaras y deje reposar el agua por una hora y tome un baño con el resultante de esta infusión. Realice este baño alternando los días.

Esperamos haberle ayudado con este post.

No olvide compartir en sus redes sociales.

Adiós vértigo, la artritis, la fatiga crónica, fibromialgia, el lupus y la tiroides y mucho más.

Un solo vaso en la noche hará que al levantarte notes un cambio en tu panza y cintura