Así podrías desbloquear el nervio ciático: 2 manera fáciles de terminar con el dolor.

El nervio ciático se ubica en la columna lumbar, baja por la pelvis a través de el agujero ciático mayor, zona de los glúteos, hasta los dedos de los pies.

Es conocido porque a cierta edad es muy común que este nervio produce dolores en la nalga o la pierna y un fuerte hormigueo que recorre hasta los pies. Además puede causar dificultad para mover la pierna afectada.

Aunque se relaciona con mujeres embarazadas y personas de avanzada edad, puede darse en cualquier etapa de la vida en que se produzca un deterioro del nervio, perdida de elasticidad o flexibilidad de los muslos y las piernas.

La ciática es el nombre que se le atribuyen a dichos dolores y suele ser tratable con ciertos analgésicos para disminuir dolores, sin embargo irónicamente también requiere de ejercicios para poder mejorar la elasticidad y disminuir su deterioro.

Aquí queremos hacerle saber 2 de sus mejores ejercicios más eficaces.

Cuida tu cuerpo y sigue estos consejos de manera más segura

Cuando el nervio ciático empieza a estar oprimido y va perdiendo elasticidad, se le atribuye un dolor intenso y bastante molesto en una pierna, dicho dolor puede llegar hasta los pies sintiéndose en forma de quemaduras y hormigueos.

Estás contracciones pueden iniciar desde los 30 años, aunque los dolores se hacen más frecuentes a medida que el tiempo pasa.

Por eso se recomiendan ejercicios y no guardar reposo absoluto, la inmovilidad ayuda al deterioro y los remedios no tratan este problema, sólo reducen los síntomas.

Acostado en una superficie lisa, como el suelo, debe doblar la pierna afectada hacia el hombro. Al sentir una tensión debe sostener el pie por medio minuto o más. Después vuelve a reposar la pierna y espera unos segundos. Repite el proceso al menos 3 veces.

También Puedes Leer  ¡Vivió 13 años en su pequeño apartamento hasta que por accidente rompió esta pared ¡su vida cambio por completo!

Recostado del mismo modo que el ejercicio anterior, necesita doblar las rodillas y tratar de llevarla al pecho.

Sin levantar del suelo la pelvis, cruza la pierna sana con la adolorida y sostenerlas por medio minuto o más. Luego reposa unos segundos y repite el procedimiento 3 veces.

Estos sencillos ejercicios buscan fortalecer el flujo sanguíneo y disminuir la tensión muscular. La ciática debe ser tratada con movimiento y nunca con el reposo absoluto.

Con razón mi hermana tiene un vientre plano y esbelto. Ella toma todas las noches esta fabulosa batida

Estas son las maneras más sencillas de tener unas cejas y pestañas hermosas en pocos días.