Aprende a cultivar ajo y jengibre en tu casa de una manera muy sencilla

Todos sabemos que hoy en día la mayoría de las cosechas y cultivos son alterados por medio de químicos para que así el resultado sea un alimento más grande.

Pero esto afecta mucho la calidad del mismo y nos puede causar daños a largo plazo.

Además de esto, los alimentos no solo se ven afectados mientras se cosechan, sino que una vez que los tienen listos también son tratados con conservantes químicos para que no se dañen tan rápido.

El hecho es que estas sustancias son hasta más dañinas que las que se aplican durante la cosecha.

Entonces, lo que tenemos como resultado son una serie de alimentos que vienen alterados en su composición y además llenos de sustancias que nos causan daños dentro de nuestro organismo y no nos nutren de la forma en la que deberían hacerlo.

Comienza a cultivar ajo y jengibre en tu propio hogar

De este modo, lo mejor que podemos hacer es cultivar nuestros propios alimentos en el hogar, esto es muy sencillo y sobre todo provechoso, ya que nos ahorramos dinero en las compras del hogar y también si quisiéramos podríamos implementar nuestra cosecha como un negocio.

Si bien, aún podemos conseguir en ciertos lugares comida totalmente orgánica, es decir, libre de todo químico, pero tenerla al alcance de nuestra mano en el jardín es algo que no hay que desaprovechar.

El ajo es un alimento que no puede faltar en nuestros guisos y demás preparaciones, ya que aporta el toque de sabor que toda comida necesita.

Por su parte, el jengibre nos sirve para preparaciones más limitadas, pero es imprescindible para tratar la salud en general. Por lo tanto, estos dos ingredientes serán los que te enseñaremos a cultivar en tu jardín.

También Puedes Leer  Remedios caseros y naturales para quitar las manchas en la piel

Cosechar jengibre

  1. Consigue un tallo que tenga varios brotes
  2. Procura que el rizoma esté mirando hacia arriba para poder plantarlo
  3. Busca una maceta con tierra fértil y planta la raíz de jengibre
  4. Debes colocar la maceta en un lugar donde reciba sol, pero debes evitar que se seque
  5. El ambiente propicio para que el jengibre se cultive es un entorno húmedo

Cosechar ajo

  1. Consigue un diente de ajo que tenga un brote considerable
  2. Plántalo a tres pulgadas de la superficie
  3. Debes mantener la tierra húmeda, pero no excederte con la cantidad de agua, pues esto puede pudrir el ajo

Sigue estos sencillos pasos y en unos cuantos meses tendrás una cosecha provechosa de estos alimentos.

Debes tener paciencia poner atención y cuidado a las plantas para que estas puedan crecer de la mejor manera. Comparte esta información en tus redes.

Solo necesitas estos dos ingredientes para preparar el mejor antibiótico natural

Él encontró un bebé abandonado en una cabina telefónica y luego de 22 años se llevó esta gran sorpresa