Aprende como identificar la tensión baja o hipotensión

 Es común tomar las precauciones para evitar un aumento de la presión arterial, pero lo que muchos no tomamos en cuenta es que una disminución es igual de peligrosa para nosotros y también es capaz de dejar secuelas en nuestra salud.

Lo que muchos no saben es que un cambio brusco de postura, puede llegar a originar una baja de presión, pudiendo terminar la misma en un desmayo, por lo cual se recomienda es ponerse de pie de manera lenta, sin mucha prisa.

Adicional existe una diferencia bastante significante entre la hipertensión y la hipotensión es que la primera afecta lenta pero progresivamente al cuerpo, pudiendo llegar a no mostrar sus efectos en el cuerpo hasta mucho tiempo después, en cambio la segunda presenta sus efectos de manera inmediata.

Sigue leyendo para que te informes y sepas como se manifiesta la hipotensión, sus causas y maneras de tratarla.

 Conoce sobre la hipotensión o tensión baja

Nuestro cuerpo posee un mecanismo mediante el cual se bombea la sangre a través de las diversas arterias, este mecanismo se conoce con el nombre de presión arterial y por medio de ella es que el cuerpo mantiene una correcta distribución de sangre por todo el cuerpo. Esta fuerza se ve regulada por la capacidad de bombeo del corazón, así como por la tensión que presentan las paredes arteriales.

Los niveles que se consideran normal pueden variar de una persona a otra. Mas sin embargo lo común es que el rango se encuentre entre 130 – 90 mmHg (milímetros de mercurio) cuando esta elevada y 80 – 60 mmHg, cuando esta baja.

En los casos que la presión se encuentre por debajo de estos niveles, es cuando comienza a presentarse los síntomas, como mareos o desmayos. Aunque a pesar de este detalle, un porcentaje de la población posee niveles bajos de la presión sin presentar síntomas.

También Puedes Leer  ¡10 niños y 20 adultos estan ciego por algo que tú haces todos los días!

Causas.

Pueden ser muchas las causas y están pueden ir desde condiciones médicas específicas de cada persona, pasando por el consumo de sustancias que forcen esta condición o por algún evento especifico.

Como razones médicas podemos nombrar de principales, las siguientes:

  • Deshidratación.

Esto tiene lugar cuando la cantidad de agua que tomamos es menor a la cantidad de agua que perder, debido a la actividad que estemos realizando, ejercicio, o por diarrea, vómitos, fiebre etc.

  • Embarazo.

Los embarazos tienden a llevar el sistema circulatorio de la madre al extremo, más de lo normal. Luego de dar a luz se suelen recuperar los valores normales.

  • Problemas cardiacos.

Existe hipotensión cuando se ha sucedido un evento que relaciona al corazón como por ejemplo infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca y braquicardia (frecuencia cardíaca extremadamente baja).

  • Problemas endocrinos.

Sufrir de hipotiroidismo o hipertiroidismo puede generar disminuciones de la tensión, así como padecer diabetes, hipoglucemia o insuficiencia suprarrenal.

Adicionalmente tenemos la pérdida de sangre, infecciones graves, reacciones alérgicas severas, desnutrición o consumo de algunos medicamentos, etc., como causas adicionales para sufrir hipotensión.

Tipos.

Se clasifican de acuerdo a la causa de origen de la enfermedad:

  • Hipotensión ortostatica.

Se deriva de un cambio brusco en la posición del cuerpo. Tan solo dura unos pocos segundos.

  • Hipotensión ortostatica postprandial.

Se asemeja a la anterior, con la diferencia de que esta se presenta después de comer, en personas mayores, hipertensos y enfermos de Parkinson.

  • Hipotensión mediada neuralmente.

A veces puede darse el caso que entre el cerebro y el corazón las señales no sean muy claras y esto genere un descontrol temporal. Este episodio puede hacer descender de golpe la presión arterial, impidiendo que la persona se mantenga en pie.

  • Hipotensión grave.
También Puedes Leer  Conoce Este Truco Para Aliviar Tus Órganos: ¡Solo Frota Tu Pulgar!

La genera una condición médica precedente.

La disminución de la presión puede derivar en un shock hipotensivo, el cual es considerado como una emergencia médica. Su origen puede deberse a fallos en el corazón, una dilatación arterial brusca o por pérdida de sangre masiva.

Síntomas.

Ante un evento de disminución de la tensión arterial, el efecto inmediato y más común es el desmayo. El suministro de sangre al cerebro se reduce, la vista se nubla, se pierde fuerza en el cuerpo y se pierde el conocimiento.

En situaciones de hipotensión crónica, los síntomas suelen ser más difusos. Algunos de ellos son:

  • Confusión, somnolencia, desconcentración y síntomas similares.
  • Sensación de cansancio, sin motivo aparente.
  • Debilidad física.
  • Perdida del color en piel labios y la conjuntiva.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor de cabeza, aunque débil, es continuo.
  • Sensación de ahogo.
  • Dolor y rigidez en cuello.
  • Vértigo, zumbidos en el oído o problemas para caminar bien.
  • Alteración del sueño. Insomnio.

Conoce como tratar los hongos de la boca.

Angina de pecho. Ese dolor puede ser signo de algo más mantente alerta.