Aprende a preparar pechugas de pollo rellenas, paso a paso y súper económicas.

La salud que tengamos, se ve estrechamente ligada a nuestra alimentación diaria. Mientras mejores alimentos consumimos, mejor nos vamos a sentir. En muchas ocasiones dependemos de nosotros mismos para cocinar pero tenemos muy poco tiempo para realizarlo.

Anuncio

Pasa continuamente que al llegar de un día laboral muy pesado y con bastante ajetreo, decidimos ir por lo rápido y optamos por alimentos comerciales procesados. Esto es un error muy grave pues tales alimentos contienen diversos químicos que perjudican la salud enormemente, son catalizadores de enfermedades muy peligrosas.

Con alimentos de muy bajos nutrientes y alto contenido en grasa, nos produce mayores problemas de estrés y no nos deja rendir adecuadamente en las actividades diarias.

La mejor manera de revertir esto, es conseguir recetas saludables que beneficien enormemente nuestro organismo y nuestra salud. Además que sean de corta elaboración, con unos pocos y económicos ingredientes. Suena muy complejo pero realmente no lo es, te enseñaremos una receta con la que amarás deleitarte.

La mejor manera de consumir pollo, rico y muy sano.

pechuga

Anuncio

En muchas circunstancias, la mejor opción es consumir pollo, un alimento de rápida cocción y muy versátil para casi cualquier momento del día, además que suele ser económicamente accesible. Este alimento sustituye muy bien a la carne rojas, para aquellas personas que por cualquier razón, no puedan consumirla.

Por otra parte, puedes acompañar a las pechugas de pollos de muchas maneras, sirven con arroz blanco o integral, ensaladas, papas fritas, papas sancochadas, puré, etc. No tienes que complicarte con un acompañante, de hecho ni si quiera vas a tener complicaciones con esta receta.

Ingredientes:

Anuncio
  • 2 pechugas de pollo.
  • Queso mozzarella, en fetas.
  • Jamón en fetas.
  • 2 huevos bien batidos.
  • Harina de trigo con un poco de pan rallado.
  • Sal y pimienta al gusto.

Inicia la preparación, añadiendo sal y pimienta a la pechuga bien por ambos lados, recuerda evitar el exceso de sal. Encima de la pechuga, colocarás una rebanada de queso, jamón y queso. Encima de todo, añade la otra pechuga de pollo, va a tener un aspecto de sándwich.

Pasa esta preparación por la harina de trigo muy bien. Luego pasas por los huevos batidos y lo envuelves todo muy bien en pan rallado. Enfría durante un par de minuto, mientras los ingredientes se asientan bien.

Pasado el tiempo, calienta un sartén con aceite suficiente para freír las pechugas. Fríe de manera que estén bien doradas y retira antes de que se lleguen a quemar, déjalas en papel absorbente para retirar el exceso de aceite y ya puedes acompañar y comerlas.

´No dejes de compartir esta fácil y deliciosa receta.

Cómo deshacerse del vientre caído con algo muy fácil. 

La llaman la planta de la vida, es capaz de curar más de 5 enfermedades mortales de tu cuerpo