Aprende a bajar de peso con avena y chía

La mezcla de la chía y la avena otorgará muchos nutrientes y beneficios, por lo que al consumirlo será incorporar como un suplemento alimenticio que también es bueno para bajar de peso, ya que los dos alimentos dan la sensación de saciedad durante algunas horas.

Sin embargo, contribuir a tener una buena figura no es todo lo que brindará estos dos alimentos. La chía y la avena tienen muchas propiedades. La chía tiene algunos aceites esenciales como son el omega 3 y omega 6, con ello se prevendrá las enfermedades cardiovasculares disminuyendo los niveles del colesterol en la sangre.

beneficios de la chia y avenaTambién tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. De hecho algunos atletas consumen chía para regenerar esos tejidos que se desgastan con muchos ejercicios, lo que la hace muy recomendable para las personas que sufren de artritis.

En el caso de la avena se trata de una gran fuente de fibra, proteínas y minerales. Esta contiene betaglucano, que es una fibra soluble que disminuye los niveles de colesterol para beneficiar la salud cardiovascular. El consumirla frecuentemente contribuirá a mejorar los niveles de azúcar en la sangre, es decir que los triglicéridos estén controlados.

Avena y chía para el desayuno

Esta combinación además de dar nutrición y energía, será rápido y sencillo de prepararlo por las mañanas. Por supuesto, la avena se preparará como siempre pero al final se le agregará la chía, cuando éstas se humedecen se expandirán favoreciendo a que la persona se sienta satisfecha. En la preparación también se le añadirá un poco de canela en rama y extracto de vainilla para que ofrezca un sabor dulce y delicioso.

También Puedes Leer  Toma este batido por una semana y desinflama tu vientre, limpia el colon, y elimina la grasa de...

Ingredientes

  • 1 taza de avena
  • 4 cucharaditas de chía
  • 500ml de agua
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 2 cucharaditas de canela en rama
  • 2 cucharaditas de miel
  • Sal

Preparación

  1. En una olla hierve el agua junto con la vainilla y canela, cuando se encuentre en ebullición añade la avena y mantenlo durante 5 minutos aproximadamente.
  2. Cuando este listo, retira la preparación del fuego y déjalo reposar durante algunos minutos.
  3. Añade la miel y una pizca de sal, y remueve todos los ingredientes.
  4. Finalmente sirve en un bol lo que vas a comer y espolvorea un poco de semillas de chía.

Antes de comerlo, debes mezclar las semillas con la avena, si deseas puedes triturarlas. Además no agregues leche. Sin embargo, puedes acompañarlo con un poco de frutos secos.

Dile Adios a los zancudos con estos remedios caseros

El limón te ayuda en la limpieza del colon y tu organismo