11 Malos hábitos que tenemos en la ducha

La piel es un tema muy popular tanto para hombres y mujeres, a pesar de que su principal misión es la de protegernos de los problemas externos.

Está más que claro que juega un papel muy importante en la estética, así que debemos cuidarla lo más que podamos para ello.

El problema está en que existen tantas cosas que pueden afectarnos que es difícil saber qué es lo que debemos hacer para evitar los problemas, eso sí.

La piel incluye muchas cosas y aunque no todos lo saben el cabello es parte de ella, de hecho, es bastante importante para la salud.

El cabello también es parte de la piel y es sumamente sencillo de dañar, pero muchas veces es nuestra culpa y hoy te explicaremos cuáles son los malos hábitos que tenemos al ducharnos que dañan tanto nuestra piel como nuestro cabello, veamos cuáles son estos malos hábitos.

Los malos hábitos que tenemos en la ducha

Estos son los malos hábitos que debemos cambiar en nuestra ducha

Lavarse el cabello todos los días

El cabello necesita sus propios aceites naturales para verse saludable, si lo lavamos a diario tarde o temprano perderá el brillo y su salud general, además, dañamos nuestro cuero cabelludo.

Tomar duchas largas

A muchas personas les encanta pero bañarse por más de 10 minutos hace que nuestra piel pierda su humedad natural, provocando problemas como resequedad.

No lavarse bien los pies o la espalda

Ambas partes tienen bacterias que hay que eliminar, así que hay que hacer ese esfuerzo y llegar a estas partes.

No secar bien la esponja

También Puedes Leer  Sigue la dieta del huevo cocido y baja hasta 11 kilos en sólo dos semanas.

Algunos utilizan esponjas para bañarse y si las dejamos ahí mojadas tienen más probabilidad de contener y producir bacterias, ten cuidado.

Hidratar la piel tarde

Es clave utilizar nuestras cremas cuando nuestra piel está húmeda, así el efecto durará mucho más y será más efectivo.

Secar el cuerpo con mucho ímpetu

Puedes dañar tu piel si pasas el paño con mucha fuerza, hazlo con delicadeza para así cuidarte.

No ducharse inmediatamente luego del ejercicio

Algunas personas esperan un tiempo antes de entrar a la ducha, esto es un error, no dejes que el cuerpo se enfría y acumule más gérmenes, báñate de inmediato.

Ducharse solo con agua caliente

El agua fría tiene distintas ventajas como promover la buena circulación o tener tu piel fresca, inténtalo de vez en cuando.

Aplicar mal el acondicionador

Debe ser aplicado de la mitad hasta las puntas, nunca en la raíz ya que esto lo pone grasoso y reseca.

Envolver con una toalla el pelo largo

Esto daña tu cabello en distintas formas así que es mejor escurrir tu cabello con cuidado.

Ahora que sabes esto, mantén tu salud al máximo.

Comparte este artículo si te gustó.

Esta chica bebía 3 tazas de té verde al día. Los médicos se quedaron sin palabras cuando vieron lo que le pasó

5 trucos que suelen usar los mentirosos compulsivos